The Beatles, pioneros del pop-rock (I)
mar, 09 ago 2005 18:24:00 +0200

La aparición de The Beatles en Liverpool en 1962 supuso un antes y un después en la historia del rock. El cuarteto compuesto por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star, trajeados de negro y con su peculiar flequillo, llegó a lo más alto. La beatlemanía recorrió el mundo entero con temas como "Yesterday", "Hey Jude" o "Let it be". Sin embargo, el éxito desbordó a los propios componentes y el grupo se disolvió en 1970. Aún así, The Beatles nunca pasará de moda y sus canciones seguirán sonando con misma la fuerza de antaño.

El cuarteto de Liverpool constituyó una de las bandas de rock más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Fue máximo impulsor de la música pop en sus inicios e innovador y creativo en sus tiempos. Los orígenes de The Beatles se remontan al año 1956, cuando John Winston Lennon (Liverpool, 1940- Nueva York, 1980) formó junto a su amigo Pete Shotton y otros compañeros de clase el grupo de skiffle The Quarrymen (aludiendo al nombre de la escuela en donde estudiaban, la Quarry Back High School), aunque Shotton abandonó la formación poco después.

Un año más tarde, el 6 de julio de 1957, tras finalizar una actuación de The Quarrymen, John Lennon conoció a un joven guitarrista de 15 años llamado James Paul McCartney (Liverpool, 1942), gracias a Ivan Vaughman, un amigo que tenían en común. A partir de ese momento, ambos se hicieron grandes amigos y Lennon supo de inmediato que McCartney tenía talento. Paul pronto se unió al grupo y realizó su debut el 18 de octubre de aquel mismo año.

The Quarrymen comenzó a tocar en varios locales de Liverpool y, en 1958, otros dos nuevos componentes entraron a formar parte de la banda; el guitarrista George Harold Harrison (Liverpool, 1943- Los Ángeles, 2001)) y el bajista Stuart Sutcliffe. A partir de ahí, el grupo cambió de nombre en varias ocasiones y, en 1959, se presentaron al concurso de jóvenes talentos de Manchester bajo el nombre de Johmmy & The Moondogs, aunque poco después se decantaron por The Silver Beatles y, finalmente, se denominaron The Beatles.

Durante esa época viajaron a Hamburgo, con Pete Best reclutado como batería, dentro de una gira que contrataron para cinco meses. Las condiciones en las que tocaban eran bastante deplorables, aunque su estancia en la ciudad alemana les sirvió para mejorar en el aspecto musical. Fue allí donde conocieron a Astrid Kirchner, una fotógrafa que se enamoró de Stuart Sutcliffe. Gracias a ella, The Bealtes adoptó su característico look con su peculiar flequillo, que al tiempo muchos artistas y fans trataron de imitar a lo largo y ancho del mundo.

Cuando llegó el momento de regresar a Liverpool, Sutcliffe decidió abandonar el grupo y permanecer en Hamburgo, donde falleció inesperadamente a los dos años víctima de una hemorragia cerebral. La banda quedó entonces integrada por John, Paul, George y Pete. The Beatles comenzó a tocar en The Cavern, el legendario club de su ciudad natal, y los músicos se dieron cuenta de los progresos que habían hecho durante su estancia en Hamburgo.

Durante una de sus actuaciones, Brian Samuel Epstein (Liverpool, 1932- Londres, 1967) que llegó a ser considerado como el quinto Beatle, quedó muy impresionado y acto seguido les propuso ser su manager. Gracias a él fueron fichados por el sello EMI, aunque al principio fueron rechazados por muchas compañías discográficas. George Martin, uno de los productores de la subdivisión de EMI, les dio la oportunidad de grabar su primer disco, bajo la condición de incorporar al grupo a un batería profesional. Los componentes de The Beatles tomaron una difícil decisión: Pete Best fue echado del grupo y su lugar fue ocupado por Richard Starkey Ringo Starr (Liverpool, 1940). De ese modo, obtuvieron el contrato para grabar a finales de 1962 su primer single "Love me do", que alcanzó el puesto número 17 en las listas de ventas.