Volver a la página índice

Antiderivada

Las operaciones de integración y derivación son mutuamente inversas. Así, si se deriva una función y después se integra, se obtiene de nuevo la función original (más una constante). Por ello, es habitual llamar antiderivada a la integral indefinida de una función.