Volver a la página índice

Los estamentos

La sociedad estaba dividida en tres grupos sociales:

Oratores, es decir, «los que rezan» o los eclesiásticos. Todas las manifestaciones literarias cultas estaban en sus manos.

Bellatores, esto es, «los que luchan». Constituían la nobleza y eran el estamento más poderoso de la sociedad.

Laboratores o trabajadores, es decir, todos aquellos que trabajaban para poder vivir, que eran la inmensa mayoría de la población.