Volver a la página índice

Las aventuras de Cervantes

Cervantes vivió una vida llena de aventuras. En 1571, se quedó manco luchando contra los turcos en la batalla de Lepanto. Cuando se curó de las heridas, continuó luchando en otras expediciones. En 1575, cuando regresaba a España desde Nápoles, el barco en el que viajaba fue apresado por los piratas berberiscos. En Argel permaneció durante cinco años. Estas intensas experiencias fueron reflejadas por el genial escritor a lo largo de toda su obra y, en concreto, en obras de teatro como Los baños de Argel.