Volver a la página índice

"La joven Viena"

La decadente etapa final del Imperio austro-húngaro fue sin embargo una edad de oro para la cultura, con una importante contribución judía. Figuras del pensamiento (Freud, el filósofo Wittgenstein); historiadores del arte (Panofsky, Gombrich); músicos (Mahler, Schönberg); pintores (Klimt, Kokoschka, Schiele) y, naturalmente, literatos (Hoffmannsthal, Kraus) coincidieron a caballo de los siglos XIX y XX.