Volver a la página índice
V F
Bitoriano Gandiaga era franciscano y vivía en Arantzazu.
El soporte que ayuda a Gandiaga a superar los momentos duros de la vida es la fe.
En la década de 1960 los escritores jóvenes en euskera cultivaban preferentemente la poesía bucólica.
Uda batez Madrilen expresa la anulación del hombre por parte de la gran urbe y la civilización moderna.
Cuando en 1968 Oteiza volvió a Arantzazu a terminar sus obras no solía hablar con Gandiaga.