Volver a la página índice

La situación es verdaderamente preocupante en Navarra y sobre todo en Iparralde

Hay diferencias en la situación sociolingüística de Euskal Herria, dependiendo del territorio: el norte de Navarra, el interior de Iparralde, la parte oriental de Bizkaia y Gipuzkoa son las zonas con mayor presencia de vascoparlantes; Álava, la parte occidental de Bizkaia, la costa de Iparralde y el sur de Navarra, en cambio las de menor presencia. Las capitales de Euskal Herria, es decir, Bilbao, Gasteiz, Pamplona y Baiona (Donostia es una excepción) son casi totalmente no vascófonas.

La implantación y la fuerza del euskera a nivel social son muy distintas de unos territorios a otros: el euskera está subiendo claramente en la Comunidad Autónoma Vasca, está bajando en Iparralde y se mantiene en la Comunidad Foral de Navarra.

En Iparralde las pérdidas son mayores que las ganancias y en Navarra la mejoría es imperceptible; solamente en la Comunidad Autónoma Vasca las ganancias son mayores que las pérdidas.

El uso del euskera también está disminuyendo en Iparralde; ni sube ni baja en Navarra y sube en la Comunidad Autónoma Vasca.

La mayoría de la población es favorable a la promoción del euskera en la Comunidad Autónoma Vasca y en Iparralde, aunque en este último territorio la proporción de los que están a favor es algo más baja. En cambio en Navarra son mayoría los que están en contra de esa promoción.