Volver a la página índice

Magistraturas romanas

Cónsules : ejercían la presidencia de la República y, en tiempo de guerra, mandaban el ejército. Su cargo duraba un año.

Pretores : se encargaban de administrar la justicia.

Censores : vigilaban la moral pública y realizaban los censos de población.

Ediles curules : se encargaban del mantenimiento del orden, de la inspección y la conservación de los monumentos.

Cuestores : asistían a los cónsules y pretores en la administración de las finanzas.

Procedente de una familia patricia, Julio César (101-44 a. C.) escaló todas las magistraturas hasta que, con su poder personal, puso fin a la etapa republicana de Roma.