Volver a la página índice

La resistencia numantina

La ciudad de Numancia resistió durante diez años el asedio de las fuerzas romanas. Muchos de sus habitantes prefirieron arrojarse al fuego antes que rendirse al ejército de Escipión Emiliano, el vencedor de Cartago, que tuvo que acudir al asedio con tropas de refuerzo.