Volver a la página índice

El cultivo hidropónico

700 años a.C. los incas cultivaban tomates. Siglos más tarde llevaron tomates de Perú a México según parece. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII los conquistadores los trajeron a España y Portugal. La mayoría de los primeros tomates eran de piel amarilla. Se creía que eran venenosos, pero se apreciaban por su belleza. Algunos creían que eran afrodisíacos. Al principio del siglo XIX se empezaron a vender como alimento. Dos abogados los comieron en público para demostrar que no eran venenosos. Al final del siglo XIX se cultivaron los primeros tomates de invernadero en los EEUU. Hoy en día son un alimento de gran importancia en todo el mundo, se recomiendan por su contenido en vitaminas A y C y su bajo contenido en sodio.