Volver a la página índice

París, capital del mundo

Durante el Segundo Imperio, París se hizo más grande y hermosa. Hausmann, superintendente de la capital, creó los Campos Elíseos y los bulevares, construyó las estaciones ferroviarias y la red de suministro de agua. La ciudad se convirtió en la capital del mundo, del lujo y de la moda.