Volver a la página índice

El fracaso del plan de partición de Palestina

El proyecto de Naciones Unidas para la división de Palestina y la creación de un Estado judío parecía condenado al fracaso desde el principio. Por una parte, la intolerancia tanto de árabes como de hebreos, que se negaron a compartir el territorio de Palestina. Por otra parte, la irregular división del país en seis zonas inconexas favorecía la proliferación de los enfrentamientos, al tener que facilitar ambos Estados zonas de paso que no estaban dispuestas a ceder.