Volver a la página índice

Potenciar su autoestima

No podemos pedirles a los jóvenes más de lo que ellos pueden dar. Frases como: "Tienes que ser el mejor de tu clase", "Tienes que estudiar Medicina como tu padre" o "Mira a tu hermano lo bien que va", no hacen sino minar la confianza que tienen en sí mismos. Debemos aceptar a nuestros hijos como son y valorar sus logros sin resaltar sus fallos.

Darles unas pautas de comportamiento y marcarles unos límites muy claros siempre ayuda. Aunque no lo creas, los hijos prefieren unos padres que les fijen normas y se ocupen de ellos, a unos padres permisivos que no ponen metas y que les dejan toda la responsabilidad a ellos, responsabilidad que, por otra parte, no están en condiciones de asumir.