Volver a la página índice

El Corpus Iuris Civilis

«Las leyes son para la vida lo que la medicina para la enfermedad», decía Justiniano, quien encargó al jurista Triboniano la redacción de un gran código de derecho civil que sustituyera a todas las recopilaciones anteriores del derecho romano.

Constaba de tres partes: el Código de Justiniano, el Digesto o Pandectas y las Instituciones.

El Corpus Iuris Civilis fue transmitido a Occidente en el siglo XIII y constituyó la base de los ordenamientos jurídicos europeos en los siglos posteriores.