Volver a la página índice
Isabel Coixet, la directora del alma humana
vie, 21 ene 2011 17:30:00 +0100

Isabel Coixet es, sin duda, una mujer de éxito; directora de fama internacional, productora, publicista respetada. Sus películas hablan del alma humana, y se dice que prefiere dejarse llevar e ir perfilando detalles a medida que avanza con las historias.

Isabel Coixet nació en Barcelona en 1962. Su abuela vendía entradas en un viejo cine de esta ciudad, y de ahí le viene su vocación de creadora de historias. Comenzó a hacer películas en su infancia, cuando le regalaron una cámara de 8mm por su primera comunión. Tras licenciarse en historia de los siglos XVIII y XIX por la Universidad de Barcelona, se dedicó a la publicidad y a la redacción de anuncios; aspecto profesional que condiciona ocasionalmente su estética y en el que ha ganado muchos premios. Fundó su propia compañía de producción, Miss Wasabi Films.

Coixet rodó sus primeros cortos cinematográficos a mediados de los años 80 y, en 1988, debutó como guionista y directora con Demasiado viejo para morir joven, una película que pasó sin pena ni gloria por la cartelera española pero que sirvió a la directora catalana para recibir una candidatura al premio Goya en la categoría de mejor dirección novel.

Rodó su segundo largometraje en inglés, en 1996. Cosas que nunca te dije es un drama de producción hispano-estadounidense protagonizado por los actores norteamericanos Lili Taylor y Andrew McCarthy. Por este trabajo Coixet recibió su segunda nominación a los Goya.

En 1998 volvió a rodar con un guión en castellano en una drama histórico de producción hispano-francesa: A los que aman.

En 2003 dirigió Mi vida sin mí (de nuevo en inglés), película que le dio el éxito internacional. El drama está protagonizado por Sarah Polley, actriz fetiche de la directora, y basada en un relato corto de Nancy Kincaid. La película contó con la ayuda de El Deseo, la productora de Pedro Almodóvar y fue muy elogiada en el Festival Internacional de Cine de Berlín. También obtuvo el Goya al mejor guión adaptado.

Estatus de gran directora

En 2005, con La Vida Secreta de las Palabras, protagonizada por Sarah Polley, Tim Robbins y Javier Cámara, Coixet afianzó su estatus de gran directora. La película fue galardonada con cuatro premios Goya: a la Mejor Película, al Mejor Director, a la Mejor Producción y al Mejor Guión.

También ese año, Isabel Coixet se unió a un novedoso proyecto: Paris, je t'aime, en el que directores como Gus Van Sant, Walter Salles y Joel y Ethan Cohen exploraban distintos distritos de la capital francesa a través de sus historias.

A continuación, y siguiendo con el carácter internacional de sus producciones, la directora presentó Elegy (2008), rodada en Vancouver y basada en la novela de Philip Roth The dying animal, con guión de Nicholas Meyer y protagonizada por Penélope Cruz y Sir Ben Kingsley. Se trata del primer trabajo en el que Coixet no participó en la creación del guión y, según algunos críticos, esto se nota en la calidad de la película.

Su último largometraje hasta el momento ha sido Mapa De Los Sonidos De Tokyo (2009), otra relación de pareja en claves dramáticas (un rasgo constante en su carrera), protagonizada por Sergi López y Ringo Kikuchi. Es su película más criticada hasta el momento.

(Fotos: Miss Wassabi)