Volver a la página índice
The Monty Phyton, humor surrealista en estado puro (I)
vie, 17 dic 2010 19:30:00 +0100

Esta semana nos adentraremos en la creación de The Monty Phyton, un grupo británico de humoristas que sintetizó, en clave de humor, la idiosincrasia británica de los años 60 y 70. Lograron la fama gracias a su serie "Monty Python's Flying Circus", basada en sketches breves que, en muchas ocasiones, incluían una importante carga de crítica social, si bien, en su mayoría, se centraban en un sentido del humor absolutamente surrealista y basado en el absurdo. La influencia del grupo en la comedia se ha comparado con la de los Beatles en la música.

El grupo cómico The Monty Phyton cambió la forma de entretener a la audiencia mediante su genial humor absurdo y surrealista. Graham Chapman, Eric Idle, Terry Gilliam, Terry Jones, John Cleese y Michael Palin crearon un movimiento cultural, primero con su programa de televisión Monty Phyton's Flying Circus (emitido por la BBC inglesa entre 1969 y 1974) y más tarde con sus largometrajes.

Tanto su humor irreverente y ácido como su estética visual o su peculiar y democrática forma de escribir y crear, eran sus señas de identidad.

Los comienzos de Monty Python

Michael Palin y Terry Jones se conocieron en la Universidad de Oxford, donde actuaban juntos en el grupo de teatro Oxford Revue. Por otra parte, John Cleese y Graham Chapman se conocieron en Cambridge, donde también conocieron a Idle, un año más tarde. Cuando estaba de gira con el grupo de teatro de la Universidad de Cambridge, John Cleese conoció a Terry Gilliam, el único norteamericano del grupo, en Nueva York.

Tras coincidir en varias obras y proyectos a lo largo de los años, en 1969, a Palin, Jones, Idle y Gilliam les ofrecieron hacer un programa juntos, a la vez que a Cleese y Chapman les ofrecieron lo mismo en la BBC. Cleese no quería arriesgarse a hacer un programa sólo con dos hombres, por varias razones, incluyendo el alcoholismo y la difícil personalidad de Chapman, e invitó a Michael Palin, con el que había trabajado antes, a unirse al proyecto. A su vez, Palin sugirió agregar al resto de sus compañeros. Así nació "The Monthy Python Flying Circus", programa que estuvo en antena en la BBC durante cinco años.

The Monty Python Flying Circus

Todos participaban en el proceso creativo del grupo; se organizaban de forma que escribían de 9 a 5. Normalmente Cleese y Chapman (ambos educados en Cambridge) trabajaban en pareja alejados del resto, y Jones y Palin (educados en Oxford) formaban otra pareja mientras que Idle escribía solo y Gilliam se dedicaba a crear la estética visual.Esta forma de escribir no era casual y marcó el carácter de sus sketches. Mientras que los sketches de los educados en Oxford eran más visuales y complejos conceptualmente, los de los educados en Cambridge eran más verbales y agresivos.

Además, cada uno de sus integrantes tenía una característica especial que hacía que el trabajo conjunto fuera inusual y extraordinario: Terry Gilliam, por ejemplo, creó con sus dibujos y visiones una estética "Phytoniana" fácilmente reconocible que ha servido de inspiración a varios artistas ( hoy en día es uno de los directores más afamados de Hollywood). Eric Idle, creó las canciones más conocidas del grupo, como el famosísimo "Always Look at the Bright Side of Life", el tema que pone fin a La Vida de Brian. Terry Jones, en cambio, realizó la mayor parte de su trabajo tras las cámaras, por lo que fue el menos conocido pero dirigió todas las películas del grupo; además es el miembro que dijo la que probablemente sea la frase más famosa de los Monty Python, en su papel de Mandy, la madre de Brian en La vida de Brian: "He's not the Messiah, he's a very naughty boy!" (¡No es el Mesías, es un chico muy malo!); una frase votada dos veces como la más graciosa de la historia cinematográfica.

John Cleese fue junto con Graham y Palin el más conocido de los Monty Python. Aunque abandonara la serie que les hizo famosos, nunca se desvinculó del grupo y aún hoy sigue trabajando con ellos; es un excelente actor cómico y guionista que con los Monty Phyton se especializó en papeles de hombre serio y agresivo. El alcoholismo de su gran amigo Graham Chapman hizo que Cleese acabara harto de tener que escribir con él y por eso se fue (aunque nunca hubo un distanciamiento entre ellos). Chapman, a parte de tener ideas geniales que cambiaban el rumbo de cualquier sketch, fue el protagonista principal de las dos películas de más éxito de los Phyton: el Rey Arturo en Los Caballeros de la Mesa cuadrada y Brian en La vida de Brian. Murió en 1989 de cáncer de garganta. Finalmente, Michael Palin fue el creador, junto con Jones, de algunos de los sketches más famosos del grupo, como los de la Inquisición española. Se dice que los sketches escritos por Palin y Jones tendían a ser más regulares que los del resto.