Volver a la página índice
Edward Norton, el niño que cumplió su sueño
vie, 10 dic 2010 19:30:00 +0100
Edward Harrison Norton nació el 18 de agosto de 1969 en la ciudad estadounidense de Boston, Massachusetts. Pese a destacar principalmente en la actuación, ha trabajado también como guionista, productor y director de cine. Hijo de un conocido abogado y de una profesora de inglés, es uno de los pocos afortunados que puede presumir de haber cumplido el sueño de su infancia: ser actor. Desde su debut en 1996, Norton se ha ganado paso a paso, película a película, el respeto de la crítica cinematográfica, llegando a ser nominado en dos ocasiones para los Oscar y logrando, incluso, un Globo de Oro.

Tras finalizar el instituto, Norton se matriculó en la Universidad de Yale, para estudiar historia. Durante este periodo, nunca dejó de lado su sueño de ser actor; de hecho, participó en varias obras universitarias. En 1991 se tituló y, una vez cumplido el objetivo académico, Norton se centró de lleno en el mundo de la actuación. Se mudó a New York y comenzó a trabajar en obras de teatro.

Exitoso debut

En 1996 llegó su eclosión. Debutó en el cine en la película Las dos caras de la verdad, que protagonizó junto a Richard Gere. Pese a compartir plano con el famoso protagonista de Pretty Woman, el primer papel cinematográfico de Norton no pasó desapercibido. Su trabajo fue recibido con enorme entusiasmo por crítica y público. De hecho, su papel de monaguillo acusado del asesinato de un arzobispo le valió un Globo de Oro y una nominación a los Oscar, como mejor actor de reparto.

Su estruendoso debut llamó la atención de la industria. Al actor estadounidense le llovieron los papeles. En 1998, tan sólo dos años después de su debut, protagonizó American History X, otra de las interpretaciones más reconocidas del actor. Su sensacional trabajo fue premiado con su segunda nominación a los Oscar, esta vez, en la categoría de mejor intérprete masculino principal. El premio, sin embargo, fue a parar a las manos de Roberto Benigni.

No tardó en volver a parecer en las portadas de las revistas cinematográficas más prestigiosas. Fue tan sólo un año después, en 1999, de la mano de David Fincher y del conocido Club de la Lucha, una exitosa película que protagonizó junto con Brad Pitt.

Debut como director

Con la entrada del nuevo milenio, Norton dio un paso adelante en su carrera y emprendió la aventura como director. Se estrenó con la comedia romántica Keeping the Faith, protagonizada por Ben Stiller, Jenna Elfman y por el propio Norton.

Los dos años siguientes, Norton protagonizó numerosas películas. En 2001, trabajó junto a Robert De Niro en The Score. Al año siguiente, se aventuró en un proyecto dirigido por el siempre polémico Spike Lee: 25th Hour. En 2002, se estrenaron tres películas en las que trabajó el actor estadounidense: Smoochy, Frida y El dragón rojo.

Posteriormente llegaron, entre otros títulos, The Italian Job (2003), Down in the Valley (2005), El ilusionista (2006), Pride and Glory (2008), Hulk: El hombre increíble (2008), en la que también participó como guionista, Motherless Brooklyn (2008), que además de protagonizar también dirigió, o Leaves Of Grass (2009).

Recientemente se ha embarcado en una nueva película titulada Stone, un thriller que protagoniza junto a Milla Jovovich y Roberto de Niro, y que se espera estrenar este mismo año.

(Fotos: IMDb)