Volver a la página índice
Adiós a Dino De Laurentiis, el gran mecenas del cine italiano
vie, 19 nov 2010 19:30:00 +0100
Italia se viste de luto por la muerte del productor cinematográfico y máximo representante del cine italiano de posguerra, Dino De Laurentiis. Murió en Los Ángeles el pasado jueves, 11 de noviembre, a los 91 años de edad. Produjo más de 200 películas, entre ellas, títulos como Arroz amargo, La noche de Cabiria, o Hannibal. Además, recibió numeroso premios como el León de Plata del Festival de Venecia o un Globo de Oro.

El italiano Dino De Laurentiis, cuyo verdadero nombre era Agostino, fue un productor de las más celebres películas del cine de Italia. Máximo representante del séptimo arte nacional, actores, directores y otros profesionales del celuloide recordaron al productor como el mecenas del cine italiano que supo mirar a Hollywood.

Toda una vida dedicada al cine

Nacido el 18 de agosto de 1919 en Torre Annunziata, Campania (Italia), con 17 años se trasladó a Roma para estudiar en el Centro Sperimentale de Cine, trabajando como actor, extra o cámara para pagarse sus estudios. Para los 20 años, ya había participado en la producción de su primera película, Troppo tardi t´ho conosciuta (1939), de Emanule Caracciolo, en la que también hizo un papel como actor.

Sirvió al ejercito italiano durante la Segunda Guerra Mundial, volvió al mundo del cine, y en 1949 consiguió su primer éxito comercial y de crítica con la película Arroz Amargo de Giuseppe de Santis. A comienzos de los años cincuenta, junto con Carlo Ponti, fundó la productora Ponti-De Laurentiis con la que realizaron numerosos largometrajes de éxito. Destacan La Strada (1954) y Las Noches de Cabiria, de Federico Fellini, que ganaron el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 1956 y 1957, respectivamente. Sin embargo, debido a la crisis en la industria cinematográfica, estos estudios tuvieron que ser cerrados.

Nueva York, un destino con futuro

En 1972 se trasladó a Nueva York con toda su familia y en 1983 creó una productora en Wilmington (Carolina del Norte) llamada De Laurentiis Entertainmet Group Studios, que también se vio forzado a vender por su mala situación económica en 1988, pero dos años más tarde crearía Dino De Laurentiis Communications.

Desde que fue a Estado Unidos, Dino De Laurentiis ha producido algunos éxitos de crítica como Ragtime (1981) de Milos Forman y, Terciopelo Azul (1986), de David Lynch, pero también estrepitosos fracasos de taquilla como Huracán (1979), de Jan Troell o Tai-Pan (1986), de Daryl Duke. Entre sus éxitos comerciales destacan títulos como Flash Gordon (1980), de Mike Hodges y las dos secuelas de El silencio de los corderos.

De su extensa filmografía como productor de 200 películas destacan títulos como Barrabás, El tigre se perfuma con dinamita, Serpico, Mandigo, Drum o Casanova. Su último proyecto fue la película Aprendiz de Caballero en 2007, de David Leland.

Ha recibido numerosos premios como el León de Plata del Festival de Venecia en 1952, el premio del Círculo de Críticos de Nueva York y un Globo de Oro en 1956. En 2000 fue galardonado con el premio Irving G. Thalberg, el más importante que puede recibir un productor, por toda su carrera, y en 2003 le fue otorgado el León de Oro por su trayectoria cinematográfica en el Festival de Venecia.

Dino en el recuerdo

Tras su fallecimiento, el mundo del cine italiano ha reconocido el gran impulso que Dino De Laurentiis ha dado al séptimo arte nacional. Para el célebre compositor Ennio Morricone, De Laurentiis fue "un gran productor, que ayudaba mucho a los directores a hacer sus películas". Giancarlo Giannini, intérprete en una de sus producciones de más éxito, Hannibal (2001) ha recalcado que "estaba siempre muy presente, era muy respetuoso con el director, daba muchos consejos y siempre eran extraordinarios".

Entre las reacciones destaca también la del primer ministro Silvio Berlusconi, quien definió al productor como un "protagonista de un siglo de cine en Italia y en Estados Unidos". Otros, como el actor Pupi Avati, destacaron que De Laurentiis se mantuvo activo hasta su muerte. "Hace dos meses hablé con él y me dijo que quería hacer una película de Totò en 3D". El actor y director Ricky Tognazzi, subrayó que "como con todos los grandes del cine italiano, las películas de De Laurentiis serán, por suerte, inmortales".

En 1949 Dino De Laurentiis se casó con la actriz Silvana Mangano, con la que tuvo 3 hijas y un hijo, y de la que se divorció en 1983. Un año después de la muerte de su ex esposa, en 1989, se casó con la también productora Martha Schumacher con la que tiene dos hijas. Su hija, Raffaella De Laurentiis, sigue los pasos del difunto, ya que es productora en Hollywood y posee su propia compañía desde 1987.

(Fotos: IMDb)