Volver a la página índice
Fallece Norman Wisdom, el payaso favorito de Charlot
vie, 08 oct 2010 19:30:00 +0200

Su pequeña estatura, su chaqueta mal cortada y su tendencia a tropezar continuamente hacía reír a su público. El pasado lunes falleció, a los 95 años de edad, Norman Wisdom, uno de los payasos más conocidos del séptimo arte. Alcanzó la fama en las décadas de 1950 y 1960, actuó en 32 comedias de televisión, y 19 películas y fue un icono del humor en Albania. El gran Charlie Chaplin lo definió como su payaso favorito.

La familia de Wisdom confirmó que el comediante murió el pasado lunes a los 95 años de edad tras un súbito deterioro de su salud en una residencia de ancianos de la isla de Man. Nacido en Londres el 4 de febrero de 1915, fue hijo de una familia desestructurada, un chofer y una modista que trabajaba en teatros del West End londinense. Vivió con su padre desde niño, pasando penalidades en la infancia que le llevaron a tener que robar en ocasiones para poder comer.

Salto a los escenarios

A la edad de trece años comenzó a trabajar como mercante, como minero y camarero, pero a través de una actuación paródica en un ring de boxeo descubrió su talento para el espectáculo y se empezó a interesar por el mundo de la interpretación. Tras la II Guerra Mundial, el actor Rex Harrison le animó a convertirse en un profesional del entretenimiento tras verle en una actuación benéfica.

En 1946, a los 31 años, Wisdom debutó como profesional. Fue en un "music-hall" del norte de Londres, donde le ofrecieron un contrato para siete años. Vestido con un traje dos tallas menos de lo que le correspondía, una corbata mal anudada y una gorra con la visera hacia arriba, comenzó como acompañante de un mago. Así, empezó a triunfar en Londres y pocos años después se convirtió en una figura destacada de la televisión británica.

Destacó en las décadas de 1950 y 1960 por su personaje patoso "Norman Pitkin" en películas como Esta perra vida, Zafarrancho en la marina, Espía a la fuerza o Pájaro montañero. En 1954 obtuvo el premio BAFTA al debutante más prometedor en el cine. A pesar de intentar triunfar en Estados Unidos, nunca lo consiguió.

El hombre que hizo reír a los albaneses y a Chaplin

Uno de los grandes genios del cine, Charlie Chaplin, le nombró su sucesor, y en varias entrevistas resaltó que era su payaso favorito: "Si hay alguien que pueda sustituirme, es Norman Wisdom". Esto, sin embargo, no supuso ninguna carga ni una responsabilidad extra al actor.

Pero no fue admirado sólo por Chaplin, sino también por millones de albaneses, ya que algunas de sus películas, como A Stich in Time o Trouble in Store, fueron las únicas occidentales toleradas durante la dictadura comunista de Enver Hoxha. Por ello, Wisdom tenia casi status de héroe en Albania.

En 1995 visitó el país y se sorprendió de su popularidad. Descubrió que a sus 86 años de edad era un personaje más popular que el futbolista David Beckham. "Ignoro por qué soy tan popular aquí. Deben de estar locos", comentó entonces Wisdom risueño, aunque dijo que su popularidad tal vez se debiese a la ausencia de sexo y violencia en sus películas.

Últimos años del artista

En 1981, se distanció del género cómico para interpretar a un viajante jubilado y enfermo de cáncer en un drama para la BBC titulado Going Gently. A pesar de su imagen de desastrado, tenia vista para los negocios y se construyó una casa lujosa en la isla de Man, que llenó de antigüedades. Asimismo, era propietario de un Rolls-Royce, pero le gustaba recorrer la isla en su motocicleta porque decía que le hacía sentirse "otra vez joven".

Fue un hombre muy querido. Su agente, Johnny Manns, le definió no solo como "un gran cómico", sino también como "una persona encantadora", mientras que otros críticos le descubrieron como "un profesional al cien por cien". Kevin Powis, que le dirigió en 2007 en la película Expresso, dijo de él que "era una leyenda viva" y que "era un placer estar en su compañía".

(Fotos: Norman Wisdom)