Volver a la página índice
Anne Bancroft, Mrs. Robinson
vie, 11 jul 2008 18:29:00 +0200

Anne Bancroft cosechó grandes éxitos durante su carrera tanto en el cine como en el teatro; sin embargo, siempre será recordada por su morbosa interpretación en El Graduado (Mike Nichols, 1967), ya que el personaje de la señora Robinson la convirtió en un mito erótico en toda regla.

Después de una larga lista de filmes de género que rozaron la serie B, tales como Niebla en el alma (Roy Baker, 1952) y Demetrio y los gladiadores (Delmer Daves, 1954), Bancroft debutó en Broadway con Two for the Seesaw, junto a Henry Fonda.

Su éxito sobre los escenarios fue fulminante. En 1960 interpretó el papel principal en la obra teatral El milagro de Ana Sullivan, y, después de que público y crítica elogiaran su trabajo, logró el premio Tony.

Repitió con la misma obra en el cine, en la película El milagro de Ana Sullivan (Arthur Penn, 1962), por la que obtuvo un Oscar a la mejor actriz principal. Fue el premio a una década de trabajo duro, no exenta de reveses y frustraciones. Además, su popularidad creció inmediatamente, aunque el frenético ritmo de su carrera disminuyera.

Sus papeles en la década de 1960 resultaron memorables: Siempre estoy sola (Jack Clayton, 1964), La vida vale más (Sidney Pollack, 1965) y Siete mujeres (John Ford, 1966). No obstante, el personaje más reconocido de toda su filmografía fue el de la señora Robinson, en El Graduado, junto a Dustin Hoffman.

Desde entonces, Bancroft ha sido una actriz consagrada, pero ha preferido mantener otro criterio de selectividad, y, aunque ha hecho numerosas películas en papeles principales, con el tiempo ha escogido preferentemente papeles secundarios y ha intervenido también en alguna producción para televisión. De esta manera, ha participado en El joven Winston (Richard Attenborough, 1972), Hindenburg (Robert Wise, 1975), Jesús de Nazaret (Franco Zeffirelli, 1977) y Paso decisivo (Herbert Ross, 1977).

En la década de los 80 dirigió ella misma la comedia Fatso, a partir de un guión de su propia cosecha. Trabajó también en El hombre elefante (David Lynch, 1980), Soy o no soy (Alan Johnson, 1983), Agnes de Dios (Norman Jewison, 1985), Buenas noches, madre (Tom Moore, 1987) y Trilogía de Nueva York (Paul Bogart, 1988).

En la siguiente década todavía participó en Mr. Jones (Mike Figgis, 1993), Donde reside el amor, (Jocelyn Moorhouse, 1995), La teniente O'Neal (Ridley Scott, 1997), Las seductoras (David Mirkin, 2001) y La primavera romana de la señorita Stone (Robert Allan Ackerman, 2003).

Bancroft se casó por primera vez en 1953 y se divorció cuatro años después. Volvió a casarse en 1964 con el actor de comedia y director Mel Brooks, y en 1972 tuvieron un hijo: Max.

Murió el 7 de junio de 2005 en el hospital Monte Sinaí de Nueva York víctima de un cáncer de útero.

(Fotos: IMBD)