Volver a la página índice
Uriah Heep, precursores del heavy metal británico
vie, 21 ene 2011 17:30:00 +0100

Uriah Heep, que junto a grupos más populares como Black Sabbath, Deep Purple o Led Zeppelin sentó las bases del heavy metal en Gran Bretaña, destacó por la heterogeneidad de su música, entre el hard rock, el estilo progresivo y la épica. Aunque estuvo caracterizada desde sus inicios por continuos cambios en la formación, nada volvió a ser igual tras la salida, en 1976, de David Byron. Actualmente, los Uriah Heep de Mick Box, único miembro permanente, siguen gozando de buena reputación, pero lejos del éxito cosechado en su gloriosa primera etapa.

Las líneas de lo que sería Uriah Heep se trazaron a finales de los 60, cuando el guitarrista Mick Box, el cantante David Byron, el bajista Paul Newton y el batería Alex Napier crearon Spice. Tras publicar el sencillo "What about the music", en 1970 fueron rebautizados como Uriah Heep, nombre de uno de los personajes de la célebre novela de Charles Dickens, David Copperfield. Ese mismo año, se uniría al grupo el teclista Ken Hensley.

Napier se fue antes de grabar Very'eavy... very'umble (1971), su disco debut. Su lugar lo ocuparía Niggel Olsson. Aunque era un trabajo interesante, compuesto por grandes temas como "Gipsy" o "Walking in Your Shadow", fue menospreciado por la crítica.

No obstante, en poco menos de un año lograron resarcirse ante crítica y público con Salisbury (1971). Con Keith Baker en la batería en sustitución de Olsson, el disco destaca por temas como "Bird of prey" o "Lady in black".

Época gloriosa

Alcanzaron el puesto 39 de los discos más vendidos en el Reino Unido con su tercer LP, Look At Yourself (1971), en el que Ian Clarke reemplazaba a Baker. Las ventas comenzaron a dispararse logrando sus más fieles seguidores en países como Alemania, Holanda o Japón.

Para la grabación de Demons and Wizards (1972) se unieron al grupo Gary Thain (bajo) y Lee Keerslake (batería). Gracias a temas como "Easy Livin'" y "Traveller in time", el álbum se colocó en el número 20 de las listas de ventas británicas. Uriah Heep vivía su época dorada.

The Magician's Birthday (1972), Heep live (1973), Sweet Freedom (1973), Wonderworld (1974) y Return To Fantasy (1975) sólo acrecentaron su reputación.

Constantes variaciones

Los cambios se sucedían. Gary Thain fue expulsado por su adicción a las drogas (fallecería por sobredosis en 1975). John Wetton suplió su ausencia. Pero no sería la única variación. El cantante David Byron (sumido en problemas con el alcohol) se marchó tras la publicación de High and Mighty (1976). Fue sustituido por John Lawton.

Desde entonces, nada volvió a ser igual. Firmaron discos interesantes como Innocent Victim (1977), Firefly (1977), Fallen Angel (1978), Conquest (1980) o Abominog (1982), pero la magia de los primeros años se esfumó.

En la actualidad la banda, con Mick Box como único integrante original, sigue gozando de buena reputación, pero sus grandes obras pertenecen a la primera mitad de la década de los 70. Durante aquellos años fueron, junto a Black Sabbath, Deep Purple y Led Zeppelin, los máximos exponentes del heavy metal británico.

(Fotos: www.uriah-heep.com)