Volver a la página índice
In Flames, un grupo con muchas caras (II)
vie, 24 dic 2010 17:30:00 +0100
La gira que realizó In Flames en 1997, con la ayuda de Peter Iwers y Niklas Engelin -bajo y guitarrista- para cubrir las vacantes en dichos puestos, les fue bastante bien con lo que les propusieron unirse a la banda permanentemente; ambos aceptaron de buen grado. El grupo ya entero continuó con otra exitosa gira en Europa y sus dos primeros conciertos en Japón, pero cuando regresaron a Suecia, Niklas decide abandona la banda, alegando diferentes puntos de vista, y centrándose así en Gardenian, otra banda a la que también pertenecía.

Debido a este contratiempo, vuelven a padecer el viejo problema de la escasez de integrantes con lo que en 1998, el grupo decide volver a transformarse intercambiando los roles de algunos de sus componentes. Para llenar la vacante del guitarrista, la banda decidió cambiar a Björn Gelotte de su puesto como batería al de guitarrista, aprovechando que Björn Gelotte era guitarrista originalmente. A su vez, ficharon a Daniel Svensson para hacerse cargo de la batería. Con esta última, y presumiblemente definitiva formación, graban Colony, el éxito más grande de la banda hasta el momento, y que los lleva a dar conciertos por todo el mundo.

En agosto del año 2000, después de unas giras llenas de éxitos, y tres meses en estudio se edita Clayman, donde la mayoría de las letras tratan sobre depresiones y luchas internas. Este álbum es el último de la banda dentro del melodic death metal, ya que pronto variarían su estilo adquiriendo influencias del heavy metal más alternativo.

Nuevos estilos, nueva etapa

Gracias a Clayman consiguen aún más reconocimiento internacional cosechando sus mayores éxitos en Canadá, EEUU, Japón y Europa realizando múltiples giras en las que compartieron escenario con bandas ya consagradas como Dream Theater, Slipknot, Testament o Methods of mayhem, entre otras.

En 2002 llegó Reroute to Remain, el cual acaparó la atención de los medios de comunicación mundiales y significó la transformación de In Flames, tanto en estilo como en estética. Hay opiniones enfrentadas con respecto a este trabajo: los fans más veteranos del grupo lo consideran el peor de sus discos, mientras que los nuevos seguidores dudan entre Reroute to Remain o Soundtrack to Your Escape a la hora de elegir el mejor trabajo de la banda sueca. Así se llama el séptimo álbum de estudio que In Flames publica en 2004, dentro de la línea del álbum predecesor.

En 2006 vio la luz su siguiente trabajo de título Come clarity. Este fue para muchos críticos y seguidores el mejor álbum desde Clayman, es decir, el mejor de la nueva etapa. En marzo de 2008 sacan su ultimo disco hasta la fecha, A Sense Of Purpose. En este álbum se observa un guiño a la antigua era, aunque siguen manteniendo su línea de cambio y evolución.

Recientemente, In Flames sufrió la baja más importante de toda su carrera: el líder y fundador del grupo, Jesper Strömblad, anunció a través de su MySpace que "a pesar de que los últimos 17 años fueron los mejores", dejaba la banda de forma permanente para combatir, de una vez por todas, su adicción al alcohol.

No obstante, In Flames aseguraba entonces que si bien era aún pronto para hablar de reemplazos, continuarán como banda sacando discos y dando conciertos por todo el mundo. De igual modo, Jesper Strömblad tampoco quiere alejarse del todo de la música, ya que ¿aún sin pertenecer a la banda- seguirá componiendo en su tiempo libre.

(Fotos: In Flames)