Volver a la página índice
Nine Inch Nails, rock industrial en estado puro
vie, 10 dic 2010 19:30:00 +0100
Formada a finales de los 80 en Estados Unidos por el conocido músico Trent Reznor, Nine Inch Nails es una de las bandas más importantes del rock industrial. Con un sonido caracterizado por la instrumentalización electrónica, la banda estadounidense ha obtenido siempre el respaldo de la crítica, logrando algunos de los premios más importantes de la industria musical.

El único miembro oficial es el propio Reznor, que ejerce de productor, cantante, compositor e instrumentista; además, tras grabar cada trabajo, se encarga de formar un grupo para las giras y conciertos. En sus dos décadas de trayectoria, Nine Inch Nails ha publicado 8 discos de estudio y ha vendido más de 20 millones de copias en todo el planeta.

El proyecto de Nine Inch Nails se gestó en 1987, en Ohio (Cleveland). Trent Reznor trabajaba como ingeniero de sonido en un estudio de grabación y pidió permiso al propietario del mismo para grabar su propio material. Fue el propio Reznor el que se encargó de tocar todos los instrumentos, excepto la batería. Después de grabar el material, Reznor formó la banda y Nine Inch Nails comenzó a actuar como telonero de un grupo llamado Skinny Puppy. Posteriormente, el estilo industrial de la banda convenció a un sello discográfico, y Nine Inch Nails publicó su primer trabajo.

Subiendo escalones

Pretty Hate Machine vio la luz en 1989. La ópera prima de Nine Inch Nails comenzó a ganar popularidad dentro de la música underground gracias al boca a boca y al éxito de los sencillos "Down in It", "Head Like a Hole" y "Sin". El disco fue un auténtico bombazo. Se mantuvo trece semanas en la lista de los 200 álbumes más vendidos en los Estados Unidos, y además fue uno de los primeros discos independientes que logró la certificación de Disco de Platino. Superado un poco por los acontecimientos, Reznor se tuvo que mover rápido para contratar los músicos y poder así salir de gira en 1991.

En 1992 llegó otra publicación de Nine Inch Nails: Broken. Esta vez fue un EP compuesto por seis canciones. Gracias a dos de estas piezas ("Happiness in Slavery" y "Wish") la banda ganó dos premios Grammy.

Dos años después, en 1994, vio la luz el segundo álbum de larga duración de la banda: The Downward Spiral. Con un sonido influenciado por el rock de los 70, este disco sobrepasó con creces las expectativas. De hecho, en la actualidad está considerado por muchos como el mejor trabajo de Nine Inch Niles.

Una larga espera

Los aficionados de Reznor y su música tuvieron que esperar cinco años, hasta 1999, para disfrutar de una nuevo disco de estudio: The Fragile, un álbum doble que en un principio tuvo un recibimiento feroz, vendiendo 228.000 copias en su primera semana. Sin embargo, las ventas se fueron desinflando paulatinamente y, aunque el disco contó con el respaldo de la crítica, no cumplió con las expectativas comerciales; de hecho, Reznor tuvo que pagar de su propio bolsillo la gira de promoción del álbum por Estados Unidos.

En 2005, Nine Inch Nails publicó su cuarto disco de estudio: With Teeth. Pese a que el disco anterior no terminó de cuajar comercialmente, With Teeth se convirtió en el disco más vendido de Estados Unidos en su primera semana de lanzamiento.

Salto al estrellato

Dos años después, en 2007, vio la luz Year Zero, el quinto álbum de la banda. Compuesto durante la gira de promoción de With Teeth, Year Zero giraba en torno a una historia ficticia que se desarrollaba en el año 2022, y que versaba sobre la toma del control total de la población por parte del gobierno de Estados Unidos, tras sufrir varios ataques terroristas. Este álbum fue parte de un proyecto más amplio que incluía la publicación de un videojuego, que ampliaba esa historia futurista. Además, según se ha hecho público recientemente, Year Zero se llevará a la pequeña pantalla, adaptando la historia para hacer una serie de ciencia ficción.

Year Zero fue un éxito y la banda emprendió una enorme gira, que le llevó a ofrecer 91 conciertos a lo largo y ancho del planeta. Para la ocasión, Reznor continuó con la misma formación con la que había terminado la anterior gira: Aaron North, Jeordie White, Josh Freese y Alessandro Cortini.

Al año siguiente, Nine Inch Nails publicó su sexto disco: Ghosts I¿IV. Compuesto por por 36 pistas sin título, este trabajo fue lanzado por la banda en su propia página web, sin aviso ni promoción previa. Pese a lo peculiar de ese lanzamiento, Ghosts I¿IV tuvo una gran aceptación, convirtiéndose en el cuarto álbum más escuchado de 2008 en Last.fm. Cuando llegó a las tiendas, el álbum se coló en la lista de los más vendidos en varios países.

El séptimo disco, The Slip, llegó ese mismo año y de forma similar, es decir, fue lanzado sin aviso ni promoción previa, en formato digital, y a través de la página web oficial; eso sí, en esta ocasión la descarga era gratuita. "Este disco corre por mi cuenta", afirmó Reznor en la web. Para cuando el trabajo llegó a las tiendas, dos meses después, la web ya había registrado más de dos millones de descargas.

El año pasado, 2009, Reznor confirmó que Nine Inch Nails iba "a desaparecer un tiempo" y, aunque en su momento no se posicionó sobre una posible vuelta de la banda, posteriormente ha dejado la puerta abierta en varias ocasiones."Volveremos algún día", ha llegado a afirmar.

Uno de los últimos proyectos de Trent Reznor ha sido la composición de la banda sonora de la película The Social Network, película dirigida por David Fincher y que narra la historia de la creación de la red social Facebook.

(Fotos: Lastfm)