La tierra (2)

Nuestro planeta está formado por cuatro unidades: la atmósfera, la hidrosfera, la litosfera y la biosfera. La atmósfera es la capa gaseosa que rodea el planeta. La hidrosfera está constituida por los océanos, los ríos, los lagos y las aguas subterráneas. La litosfera es la unidad externa que comprende tanto los continentes como los fondos de mares y océanos. La biosfera, por último, es aquella que alberga a todos los seres vivos. El aspecto físico de la Tierra no ha sido siempre el mismo. Y es que los continentes, las montañas y los océanos no son estáticos, sino que sufren cambios. Estos cambios se deben a la existencia de unas corrientes de flujo internas que mueven las llamadas placas tectónicas.

La hidrosfera

La hidrosfera es la parte de la Tierra que contiene el agua en estado líquido y sólido de la corteza terrestre. Cuando el planeta se formó hace unos 4.600 millones de años, las altas temperaturas mantenían el agua en forma de vapor. Al enfriarse el planeta, enormes precipitaciones formaron los océanos.

El ciclo del agua

El agua es el compuesto más abundante en nuestro planeta (1.400 millones de km3), aunque menos del 1% está disponible en forma de agua dulce. Casi la totalidad del agua se encuentra en los mares y océanos en forma de agua salada (97%). Y aunque el resto (3%) es agua dulce, la mayor parte (2%) permanece en estado sólido en forma de hielo.

El agua puede encontrarse en los tres estados posibles de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Los cambios que se suceden en nuestro planeta constituyen el denominado ciclo del agua.

La litosfera

La litosfera es la parte sólida externa del planeta. Tiene poco espesor relativo, unos 100 kilómetros, y está formada por la corteza y la parte más externa del manto.

A su vez, la litosfera tiene distinto espesor y composición en las zonas oceánicas y en las continentales. En las zonas oceánicas la corteza es más delgada, con un espesor medio de 7 kilómetros. Está formada fundamentalmente por rocas de tipo basáltico, con abundancia de cuarzo y feldespatos.

La corteza continental, sin embargo, es más gruesa, pudiendo abarcar hasta 40 ó 50 kilómetros de espesor. Está compuesta por rocas cristalinas, similares al granito, menos densas que las que forman la corteza oceánica.

La litosfera se encuentra fragmentada en grandes placas, las placas litosféricas, que se desplazan como consecuencia de la energía interior de la Tierra, lo que genera muchos fenómenos geológicos. Las tierras emergidas son las que se hallan situadas sobre el nivel del mar, y tan sólo ocupan el 29% de la superficie del planeta.

La atmósfera y la biosfera

La atmósfera es la capa gaseosa que envuelve a la Tierra. En las primeras fases de su formación tenía carácter reductor debido a gases como el vapor de agua, el dióxido de carbono y el nitrógeno que se desprendieron al enfriarse y solidificarse los materiales superficiales del planeta.

Como la atmósfera carecía de oxígeno, las primeras células serían anaerobias. Posteriormente fueron apareciendo microorganismos cuyo funcionamiento desprendía oxígeno y la atmósfera cambió de forma gradual de reductora a oxidante. Se formó la capa de ozono, que protege de las radiaciones ultravioleta de la luz solar, propiciando la aparición de organismos celulares más complejos que, posteriormente, originarían los primitivos organismos pluricelulares.

La biosfera es la capa que engloba todo el conjunto de seres vivos que habitan nuestro planeta, es decir, donde se desarrolla la vida. Su interacción con la atmósfera es constante y también tiene repercusiones importantes sobre la litosfera y la hidrosfera, especialmente debido a la acción humana.

El interior de la Tierra

El interior de la Tierra está dividido en tres capas según los materiales que la componen:

  • El núcleo: es la parte más interna de la Tierra. El núcleo interior es sólido, probablemente debido a las grandes presiones internas de la Tierra. El núcleo exterior es líquido y está compuesto sobre todo por hierro y níquel.
  • El manto: es la capa intermedia de la Tierra. El manto es de naturaleza semilíquida y en él predominan el olivino y el piroxeno (silicatos de hierro y magnesio). Esta capa se ha podido estudiar con más profundidad porque de ella procede el magma que aflora cuando un volcán entra en erupción.
  • La corteza: es la capa más externa de la Tierra. Es sólida y está formada por silicatos ricos en aluminio.

Si tomamos como referencia el radio de la Tierra, las dos partes del núcleo irían desde los 2.900 km de profundidad hasta el punto central de nuestro planeta (6.370 km). El manto se extendería desde una profundidad que oscila entre los 10 y los 50 km, (según el tipo de corteza bajo la que midiéramos), hasta los 2.900 kilómetros.

Las rocas y los minerales

Las rocas son el principal componente de la corteza terrestre. Existen muchas clasificaciones según los minerales que las componen y sus condiciones de formación.

Se distinguen tres grandes grupos de rocas:

  • Ígneas o magmáticas: se originan al enfriarse el magma (roca fundida) procedente de las capas profundas del planeta, que sale al exterior tras una erupción volcánica entrando en contacto con el agua o el aire.
  • Sedimentarias: proceden de rocas que se han separado en fragmentos. Estos son arrastrados por distintos agentes geológicos, como el viento o el agua, y con el paso del tiempo se depositan en estratos, se compactan y se transforman en nuevas rocas.
  • Metamórficas: tienen su origen en rocas de tipo ígneo o sedimentario, que han transformado su composición mineralógica y su estructura al ser sometidas a elevadas presiones y temperaturas.

Los minerales son sustancias naturales e inorgánicas con una composición química determinada y una estructura interna ordenada. Se clasifican atendiendo a distintas propiedades como la forma, el color, el brillo, el sabor, la dureza, el grado de exfoliación, la densidad... Son minerales el yeso, el talco, el cuarzo, el topacio, el corindón o el diamante.

Las placas tectónicas

La corteza de la Tierra se encuentra dividida en fragmentos denominados placas tectónicas o litosféricas. Éstas encajan entre sí como si fueran un rompecabezas. Los lugares en los que las placas se elevan sobre el nivel del mar son los continentes y las islas.

Estas placas se mueven, aunque a nosotros nos resulte imperceptible. Se deslizan sobre otra capa incluida en el manto superior, menos densa y más fluida, denominada astesnosfera. En sus bordes, las placas chocan, se empujan y se superponen originando relieves como las montañas y los volcanes, e incluso provocando los terremotos.

Pero ¿por qué se mueven?

  • Por el calor de las profundidades, que crea corrientes de convección en el manto. De esta forma, los materiales ascienden y descienden en función de la temperatura y empujan lentamente las placas.
  • Porque en algunas zonas de la corteza se abren fisuras por donde sale material magmático que originará las dorsales oceánicas. Los bordes de la fractura se alejan según se va formando nuevo suelo oceánico.
  • Porque el movimiento de separación de dos placas provoca que en otro lugar dos placas se encuentren, y la placa más densa (litosfera oceánica) se hunda bajo la menos densa (litosfera continental).

Consecuencias del movimiento de las placas

Además de la formación o destrucción de relieve, el movimiento de las placas tectónicas tiene otras consecuencias geológicas muy importantes:

  • Terremotos. En las zonas de subducción, el choque entre placas supone que una de ellas se eleva y fuerza a la otra a descender. De este modo, grandes masas de roca colisionan y originan fricciones y tensiones muy fuertes en ese punto, desencadenando los movimientos sísmicos. El punto donde se ha producido la liberación de energía se llama foco sísmico o hipocentro. El lugar de la superficie terrestre situado encima del foco sísmico se denomina epicentro. Cada año se detectan unos 500.000 terremotos.
  • Formación de volcanes. Las rocas de la placa que se deslizan hacia abajo por su mayor densidad se convierten en magma, debido a las fuertes presiones y a las altas temperaturas. El magma se escapa hacia la superficie al encontrar grietas y fisuras en las capas internas, dando lugar a las erupciones volcánicas.
    Existen diferentes tipos de volcanes:
    • Fisurales: con una fisura; la lava fluye formando una llanura.
    • De escudo: con pendiente suave; se forman coladas de lava con menor densidad.
    • Compuestos: con depósitos de lava, materiales sólidos y ceniza volcánica.
    • Domos: con lava muy viscosa que se acumula en la salida taponándola.
    • Calderas: con cráteres de gran tamaño, que pueden alcanzar varios kilómetros de diámetro.
  • Expansión de los océanos. El fondo de los mares y los océanos están en continuo crecimiento, ya que a ambos lados de las dorsales o cordilleras submarinas se van depositando materiales procedentes del manto.

Enviar la página por correo a

< * Campos obligatorios

Muchas gracias.
El artículo ha sido enviado correctamente.

cerrar ventana
¡Ayúdanos a mejorar! Tu opinión es importante, por lo que agradecemos que nos envíes tus opiniones y sugerencias a info@hiru.eus

< * Campos obligatorios
cerrar ventana

 

¿Qué son los iconos de "Compartir"?

 

Todos los iconos apuntan a servicios web externos y ajenos a HIRU.com que facilitan la gestión personal o comunitaria de la información. Estos servicios permiten al usuario, por ejemplo, clasificar , compartir, valorar, comentar o conservar los contenidos que encuentra en Internet.

¿Para qué sirve cada uno?

  • facebook

    Facebook

    Comparte con amigos y otros usuarios fotos, vídeos, noticias y comentarios personales, controlando la privacidad de los mismos.

     
  • eskup

    Eskup

    Conversa sobre los temas que te interesan y que proponen los expertos. Todo ello en 280 caracteres con fotos y vídeos. Lee, pregunta e infórmate.

     
  • delicious

    Twitter

    Contacta y comparte con amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes cortos (tweets) de no más de 140 caracteres.

     
  • tuenti

    Tuenti

    Conéctate, comparte y comunícate con tus amigos, compañeros de trabajo y familia.

     
  • technorati

    Google Buzz

    Comparte tus novedades, fotos y vídeos con tus amigos e inicia conversaciones sobre los temas que te interesan.

     
  • meneame

    Meneame

    Sitio web que se sirve de la inteligencia colectiva para dar a conocer noticias. Los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar.

     
 

 

cerrar ventana

Derechos de reproducción de la obra

 

Los derechos de propiedad intelectual de la web hiru.eus y de los distintos elementos en ella contenidos son titularidad del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.

No obstante, se permite el uso de los contenidos de hiru.eus en el ámbito educativo, siempre que se haga referencia y bajo las condiciones de licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA.
Para más información: descarga el PDF (969,4k) .

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco se reserva la facultad de efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre oportunamente actualizado, aunque desarrollará los esfuerzos precisos para evitarlos y, en su caso, subsanarlos o actualizarlos a la mayor brevedad posible.

Tanto el acceso a la web, como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo son de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de información, con excepción de todas aquellas actuaciones que resulten de la aplicación de las disposiciones legales a las que deba someterse en el estricto ejercicio de sus competencias.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.

La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, el uso indebido de la misma, así como los perjuicios y quebrantos ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente le correspondan a dicha Administración y, en su caso, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.

  Privacidad

Los datos aportados por la persona interesada se utilizarán, con carácter único y exclusivo, para los fines previstos en el procedimiento o actuación que se trate.

El órgano responsable del fichero donde se recogen dichos datos es la Dirección de Aprendizaje Permanente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, ante quién podrán ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para tal fin contacta con info@hiru.eus.

cerrar ventana