Volver a la página índice

El lago Chad y el mar de Aral

El lago Chad (África) y el mar de Aral (Asia) son dos buenos ejemplos del deterioro medioambiental producido por una mala gestión del agua. Utilizadas durante décadas como fuente de extracción de agua destinada al regadío, ambas cuencas hídricas han experimentado una drástica reducción de su superficie y capacidad, amenazando el mantenimiento de ecosistemas únicos en el mundo.