Volver a la página índice

Seguridad en las líneas de alta tensión

Las líneas de alta tensión encierran un doble peligro: el riesgo de electrocutación, por el elevado voltaje que transportan (miles de voltios), y los campos electromagnéticos que se les asocian, con efectos posiblemente nocivos sobre la salud humana. Por ello, dichas líneas transitan por tendidos eléctricos elevados o subterráneos, y deben mantenerse a una distancia mínima de las viviendas y los centros de trabajo.