Volver a la página índice

Longitud de onda, frecuencia y periodo

En los movimientos oscilatorios periodicos existen tres magnitudes íntimamente relacionadas que se utilizan frecuentemente de manera indistinta para referirse a sus características: el periodo T, medido en segundos, que es el tiempo que se invierte en completar un ciclo completo del movimiento; la frecuencia l, expresada en hertzios, que se entiende como el numero de veces que se repite el fenómeno por unidad de tiempo, y la longitud de onda l, o distancia (en metros, centímetros u otra unidad de longitud) que existe entre dos puntos sucesivos que se encuentren en el mismo estado de vibración.