Volver a la página índice

Termómetro de Fahrenheit

En 1714, el físico alemán Gabriel Fahrenheit construyó el primer termómetro de mercurio. Rellenó para ello una ampolla con este líquido, que puso en contacto con una mezcla de hielo y sal; después soldó a la ampolla un tubo capilar y graduó la altura a la que ascendía el líquido como valor de la temperatura de fusión del agua. Más tarde, introdujo el dispositivo en agua hirviendo y marcó una nueva señal en el tubo, correspondiente a la altura alcanzada por el mercurio, para el punto de ebullición del agua.