Volver a la página índice

Fuerzas disipativas

Las fuerzas que convierten la energía mecánica (trabajo) en calor se denominan disipativas. Un ejemplo típico de fuerza disipativa es el rozamiento, que se opone al movimiento de los cuerpos por fricción de sus partículas con las moléculas del medio que los rodea (por ejemplo, el aire o el firme del asfalto frenan el movimiento de un vehículo y calientan los neumáticos).