Aerófonos

El txistu

El instrumento de música popular más extendido y más conocido sin lugar a dudas, el txistu es una flauta de pico vertical de tres agujeros. Los tres están en la parte inferior: dos en la parte delantera y uno en la parte trasera.

 

txistua

 

Tal y como asegura la documentación escrita al respecto, antiguamente los txistus eran bien de hueso o bien de madera, y aunque los últimos años también hayan proliferado txistus de plástico o metal, lo más normal es que sean de madera.

Hoy en día el txistu se fabrica con ébano y granadillo provenientes de África, de hay ese color negro tan característico. De todos modos, muchos txistus viejos suelen tener un color amarillento, debido a que este instrumento fue elaborado durante años con madera. Precisamente para proteger ese tubo cilíndrico de madera, suele tener unos anillos de metal. La boquilla y la lengüeta también son de metal. Fijado al refuerzo de la punta, en la parte inferior, tiene otro anillo para que el txistulari meta el dedo anular y poder así sujetar el instrumento.

txistua

 

Mediante digitación natural da una escala diatónica de dos octavas. Tapando la mitad de los agujeros y tapando con el dedo meñique el agujero de la parte inferior o parte de él, se consigue una escala cromática.

El txistu y el tamboril siempre han ido de la mano, ofreciendo dos ritmos distintos a la vez. El txistulari toca sobre todo música de baile, y su repertorio lo compone la música de baile de romerías y plazas.

El txistulari siempre ha estado plenamente integrado en la sociedad en la que vivía, un entorno por lo general rural, muy arraigado a las viejas costumbres y creyente. Pero también ha estado muy presente en los pueblos de la costa, puesto que cuando aparecía una ballena, éste avisaba a los pescadores con su txistu. Pero a este instrumento también se le han dado otros usos. En Lekeitio, por ejemplo, sufrieron la peste durante nueve meses en 1573, y se contrató a un txistulari para aliviar con su música el dolor, la tristeza y la zozobra de los lekeitiarras.

Aunque las relaciones que hoy mantiene el txistulari con la iglesia y los estamentos oficiales son casi siempre buenas, durante largo tiempo el txistulari ha padecido una severa marginación por su parte, ya que solía participar e incluso ejercía como maestro de ceremonias en bailes y actos muchas veces considerados paganos. Además, en determinados sitios, el txistulari o quien hubiera sido txistulari no podía ostentar cargos públicos.

txistua

 

Contrariamente a lo que a simple vista pueda parecer, existen numerosas variantes y estilos para tocar el txistu, como también son notorias las diferencias en lo que a tendencias, repertorios y función de los txistularis hace referencia. Aún y todo, pueden establecerse dos estilos principales: el "rural-popular" y el "urbano-escolar".

Y si existen diferencias en cuanto a estilo, también las hay respecto a la composición del grupo. He aquí diversos grupos de música formados por txistularis a lo largo de la historia:

  • Txistu y tamboril.
  • Txistu y salterio.
  • Txistu y pandero
  • Txistu-tamboril, con la ayuda rítmica del atabal.
  • Dos txistu-tamboriles y otras ocasiones con la ayuda del atabal.
  • Txistu-tamboril y rabete
  • Y el cuarteto fijo que ha llegado hasta nuestros días: Txistu 1º, txistu 2º (ambos con tamboril), silbote y atabal.

Durante los últimos años, tratando de indagar sobre nuevas variantes, se han creado txistus de distintos tamaños y se ha optado por congregar diferentes instrumentos. Al mismo tiempo, los estudios de txistu han conseguido la oficialidad, y hoy se imparten en gran parte de las escuelas de música. Además, en cuanto a afinación y técnica también se ha evolucionado, y es por ello que podemos mirar al futuro con optimismo.

La Txirula

Hoy día, es en el noroeste de Euskal Herria donde la txirula disfruta de mejor salud. En la región de Zuberoa, por ejemplo, no hay fiesta ni danza que se precie en la que no esté presente este instrumento. Pero, ¿qué es realmente la txirula?

Txirula

 

La txirula, al igual que el txistu, es una flauta de pico vertical de tres agujeros. No obstante, son claras las diferencias entre uno y otro. Es más corta que el txistu y su tono es más alto, cuatro tonos y medio más alto y está afinada aproximadamente en tono de do. Esa altisonancia le confiere una gran particularidad y viveza (muchas veces se oyen a la vez dos armónicas de una nota) y su sonoridad puede oírse desde la lejanía y por encima de los demás instrumentos de música. También presentan ciertas diferencias en cuanto a la estructura y al aspecto.

txirula

 

Durante todos estos años, este instrumento musical ha sufrido pocos cambios. Se fabrica en madera de boj, en una sola pieza, excepto el taco de la boquilla. A menudo los extremos superior e inferior se refuerzan con material de cuerno, ya que son las partes más probabilidades tienen de romperse por efecto de los golpes.

La manera más común de tocar este instrumento es hacerlo junto con el danburi, que es una especie de tamboril. Es decir, un mismo txirulari toca la txirula y el danburi a la vez. Para ello, sujeta el danburi contra su pecho con el mismo brazo que toca la txirula.

Ha habido ciertas ocasiones en las que dos txirularis tocaban a la vez, cada uno con su propio danburi. Ultimamente, sin embargo, el danburi va perdiendo fuerza en Zuberoa, y es el grupo formado por la txirula y el atabal el que va tomando fuerza, aunque como en el caso del txistu, los txirularis también han creado grupos junto con intérpretes de otros instrumentos musicales como el violín o el acordeón diatónico.

Ni qué decir tiene que en estos tiempos que corren, tanto la txirula como el danburi tienen poca cabida en el contexto musical actual, y, por lo tanto, han sufrido un evidente retroceso en los últimos tiempos. Antes, tal y como hemos asegurado al comienzo, gozaba de una envidiable salud tanto en Navarra como en Iparralde. Sin embargo, hoy día su presencia está limitada a compartir escenario con otros instrumentos en charangas y fanfarrias amenizando fiestas y bailes.

Dulzaina

La dulzaina es uno de los instrumentos de doble lengüeta más desarrollado y conocido de Euskal Herria.

Los componentes de la dulzaina-gaita son los siguientes:

  • Boquilla de doble lengüeta: Dos lengüetas de caña unidas a un tudel. El tudel se introduce en el tubo, uniendo las lengüetas y el tubo, dirigiendo las vibraciones melódicas de ambos al propio tubo.
  • Tubo: Con forma de conicidad irregular (cuanto más abajo, mayor conicidad). En la mayoría de los casos suelen ser de madera, siendo el boj la más utilizada. A finales del siglo pasado comenzaron a fabricarse de metal en Gipuzkoa y Bizkaia y,  en este último territorio histórico tuvieron un gran éxito. Es por ello que para mucha gente la dulzaina de metal es sinónimo de dulzaina vizcaína.

    Dispone de ocho agujeros para la variación de tono. Siete en la parte anterior y uno en la superior posterior. El primero que se encuentra en la parte inferior y que se cierra con el dedo meñique, está algo ladeado por comodidad (algunas viejas dulzainas carecen de este agujeros y por ello dan una nota menos).

    Todas las dulzainas disponen de otros dos agujeros en los lados, ambos a la par, que delimitan el tubo melódico. La parte del tubo que va desde estos hasta el extremo final cumple la función de amplificados.

dulzaina

 

Aunque se desconoce de cuándo data este instrumento, se sabe que a lo largo de los últimos cien años ha habido dos clases de músicos: campesinos sin formación musical y urbanos (con formación de escuela musical).

En los ambientes rurales, se aprendía y se tocaba a oído, en romerías y pequeños pueblos. El repertorio, salvo unas pocas excepciones, consta de fandango, jota, arin-arin, porrusalda, marcha y canciones populares.

Alboka

El alboka es un instrumento de música del tipo de clarinete doble de una lengüeta. De una lengüeta porque las fitas creadoras son de una sola lengüeta, y doble, por que son dos instrumentos de música en uno o uno añadido a otro.

Cuando se toca el alboka, hay que expulsar aire continuamente, sin hacer pausas. Pero este instrumento no dispone de saco o bolsa para guardar la reserva de aire, y el albokari ha de lograrlo mediante la técnica de dar la vuelta al aire, es decir, de tomar aire mientras lo expulsa. Para aprender esta técnica, se introduce una paja o caña fina en un vaso lleno de agua y se sopla desde el otro extremo, creando continuamente burbujas en el agua. Otro ejercicio de aprendizaje consistía en cubrir el cuerno pequeño con una txapela y expulsar el aire a través del filtro de la txapela.

No se sabe cuándo, de dónde, y cómo surgió el alboka en Euskal Herria. Antiguos documentos dicen lo siguiente sobre este instrumento musical: "En 1443 en Mondragón se utilizaron para bailes y cantos tamboril, albokas y panderos. Por su parte, en las cuentas efectuadas entre 1670 y 1673 en la Parroquia de Portugalete se incluyen pagos realizados a albokaris. Asimismo, en 1826, en unos antiguos versos de la Navidad vizcaína se menciona el albokia (Aita Donostia, 1952)".

Alboka

 

El repertorio de este instrumento consta, entre otros, de fandango, jota, arin-arin porrue, y marchas. Cabe destacar, que aunque se toquen melodías conocidas y determinadas, los albokaris tienen tendencia a la libre interpretación, y cada uno imprime su estilo y toque propio. Por ese motivo, hoy en día se conocen docenas de variantes por cada melodía.

En los últimos tiempos el alboka ha sufrido un gran retroceso pero teniendo en cuenta lo que hoy en día puede oírse y puede leerse en los escritos se ha utilizado hasta hace bien poco en Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra.

El acordeón diatónico

Es sin lugar a dudas el instrumento musical más reciente de Euskal Herria. Fue a finales del siglo XIX cuando se dio a conocer en nuestro territorio, tanto en la ciudad como en el caserío. Pero fue en ese segundo entorno, es decir, en el ámbito rural, donde adquirió notoriedad, prestigio y reconocimiento de la gente.

trikitixa

 

Accedió así al mundo del txistu, la alboka, la dulzaina y demás instrumentos, adueñándose de gran parte de su repertorio. De la fusión del catálogo musical de instrumentos tradicionales y de las nuevas posibilidades que ofrecía este nuevo instrumento, surgió un estilo musical nuevo y particular dentro de la música popular vasca: hablamos de lo que hoy designamos trikitixa (nombre en euskera del pequeño acordeón diatónico).

El aprendizaje de los intérpretes nunca ha sido académica. Al contrario, los músicos aprendían y aprenden -tal y como hicieran y hacen también hoy- los txistularis, dulzaineros y albokaris del entorno rural, es decir, ejercitándose por su cuenta, de una forma totalmente autodidacta. No obstante, en los últimos años las cosas han cambiado mucho, y podemos decir que hoy el aprendizaje es más académico.

trikitixa

 

De todas formas, se han mantenido las características fundamentales del estilo tradicional, y su naturaleza polifónico-armónica le otorga la posibilidad de enriquecer esa música.

El acordeón diatónico surgió por vez primera a principios del siglo XX, formando grupo con la txirula y el atabal, y acompañado en ciertas ocasiones de la dulzaina y el pandero. En algún que otro lugar se ha mantenido así hasta hoy, pero fue en Gipuzkoa y Bizkaia, donde acompañado del pandero y las coplas, logró mayor notoriedad. Es esa formación el grupo de trikitixa más conocido.

Tanto es así que es hoy en día imposible hablar de música en Euskal Herria sin tener en cuenta la trikitixa. Algunos lo han llamado acordeón, soinu, soinu pequeño, y, en los últimos tiempos, también se ha llegado a denominar trikitixa, debido al característico sonido (triki-triki) de los platillos del pandero, instrumento junto al que fundamentalmente solemos escuchar al acordeón. Sin embargo, algunos también lo han denominado fuelle del infierno (infernuko hauspoa en euskara), ya que los trikitilaris tocaban, aparte del tradicional repertorio, canciones suaves para que los allí presentes bailaran agarrados.

trikitixa

 

Aunque es relativamente nuevo, la trikitixa tiene un largo recorrido. Si bien los primeros acordeones se traían de Europa, a principios del siglo XX se optó por realizarlos en Euskal Herria. Los más renombrados fabricantes de acordeón entre nosotros han sido, por una parte, Zengotia en Bilbao; y, por otra, Larrinaga (más tarde Larrinaga-Guerrini) en San Sebastián. Los elaborados por este último han sido, sin lugar a dudas, los más preciados.

Hubo épocas en las que parecía que la trikitixa iba perdiendo solidez. No obstante, en los últimos años, la trikitixa ha vivido un importante resurgir. Ha llegado a lugares antes inimaginables, y se han creado escuelas que acogen a cientos de futuros músicos. Además, los trikitixa egunak (o los días de la trikitixa), los certámenes o los homenajes a míticos trikitilaris atraen a cada vez más aficionados, y todo ello, nos hace ser optimistas de cara al futuro.

BELTRAN, JUAN MARI: Soinutresnak euskal herri musikan, Orain, 1996
BAGÜES, JON: Las orquestas populares en Euskal Herria, Eusko Ikaskuntza, 1983
HARLUXET HIZTEGI ENTZIKLOPEDIKOA

Enviar la página por correo a

< * Campos obligatorios

Muchas gracias.
El artículo ha sido enviado correctamente.

cerrar ventana
¡Ayúdanos a mejorar! Tu opinión es importante, por lo que agradecemos que nos envíes tus opiniones y sugerencias a info@hiru.eus

< * Campos obligatorios
cerrar ventana

 

¿Qué son los iconos de "Compartir"?

 

Todos los iconos apuntan a servicios web externos y ajenos a HIRU.com que facilitan la gestión personal o comunitaria de la información. Estos servicios permiten al usuario, por ejemplo, clasificar , compartir, valorar, comentar o conservar los contenidos que encuentra en Internet.

¿Para qué sirve cada uno?

  • facebook

    Facebook

    Comparte con amigos y otros usuarios fotos, vídeos, noticias y comentarios personales, controlando la privacidad de los mismos.

     
  • eskup

    Eskup

    Conversa sobre los temas que te interesan y que proponen los expertos. Todo ello en 280 caracteres con fotos y vídeos. Lee, pregunta e infórmate.

     
  • delicious

    Twitter

    Contacta y comparte con amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes cortos (tweets) de no más de 140 caracteres.

     
  • tuenti

    Tuenti

    Conéctate, comparte y comunícate con tus amigos, compañeros de trabajo y familia.

     
  • technorati

    Google Buzz

    Comparte tus novedades, fotos y vídeos con tus amigos e inicia conversaciones sobre los temas que te interesan.

     
  • meneame

    Meneame

    Sitio web que se sirve de la inteligencia colectiva para dar a conocer noticias. Los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar.

     
 

 

cerrar ventana

Derechos de reproducción de la obra

 

Los derechos de propiedad intelectual de la web hiru.eus y de los distintos elementos en ella contenidos son titularidad del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.

No obstante, se permite el uso de los contenidos de hiru.eus en el ámbito educativo, siempre que se haga referencia y bajo las condiciones de licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA.
Para más información: descarga el PDF (969,4k) .

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco se reserva la facultad de efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre oportunamente actualizado, aunque desarrollará los esfuerzos precisos para evitarlos y, en su caso, subsanarlos o actualizarlos a la mayor brevedad posible.

Tanto el acceso a la web, como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo son de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de información, con excepción de todas aquellas actuaciones que resulten de la aplicación de las disposiciones legales a las que deba someterse en el estricto ejercicio de sus competencias.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.

La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, el uso indebido de la misma, así como los perjuicios y quebrantos ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente le correspondan a dicha Administración y, en su caso, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.

  Privacidad

Los datos aportados por la persona interesada se utilizarán, con carácter único y exclusivo, para los fines previstos en el procedimiento o actuación que se trate.

El órgano responsable del fichero donde se recogen dichos datos es la Dirección de Aprendizaje Permanente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, ante quién podrán ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para tal fin contacta con info@hiru.eus.

cerrar ventana