Volver a la página índice

Tren Bilbao-Santurtzi

FITXA

Nombre: Tren Bilbao-Santurtzi

Comarca: Gran Bilbao

Provincia: Bizkaia

Tipología General: Ferrocarril

Tipología Exacta: Ferrocarriles y funiculares

Siglo: XIX

hiribildua.Época: Edad Contemporánea

Autor: Pablo Alzola

Descripción y datos históricos:

En 1884 se otorgó una concesión a la compañía del ferrocarril Bilbao-Portugalete y el responsable de la ejecución fue el ingeniero Pablo Alzola, perteneciente asimismo a dicha empresa. Al principio la conexión entre la línea del Norte (Bilbao-Tudela) y la de Portugalete se ubicó en una peligrosa pendiente situada en Ripa, en la estación de Abando, ya que la estación de Naja estaba aún sin construir y, por ello, se utilizaba un pabellón, provisionalmente, en el muelle de Uribitarte.

El ferrocarril comienza en la estación bilbaína de Naja-Bailén y en ese tramo discurre en paralelo a la ría atravesando Uribitarte, Abandoibarra y Olabeaga. Desde esa última estación a Zorroza el ferrocarril se asienta sobre un dique, muy próximo al Nervión. Tras atravesar el río Cadagua por un moderno puente de cemento construido por Pablo Alzola y contiguo a un puente metálico, entra en el municipio de Barakaldo. En dicho municipio, al igual que en Sestao, el ferrocarril separa el núcleo urbano de la zona industrial: allí se ubicaban las siderurgias y las grandes empresas químicas de la margen izquierda, por lo que se implantaron numerosas vías secundarias al servicio de las mismas.

En Lutxana-Barakaldo hay conexión con el ferrocarril de La Robla y en Desertu-Barakaldo con el de Triano. Este último pertenece a la red de RENFE y ofrece servicio de cercanías y de mercancías en la zona minera.

En el municipio de Portugalete se esconde en un túnel de 2 km de longitud. En Santurtzi, además de la estación situada junto al puerto pesquero, hay una línea para transportar mercancías al puerto exterior.

En 1924 la empresa "Compañía del Norte" adquirió todas las acciones del ferrocarril Bilbao-Portugalete. Como al principio la empresa dependía fundamentalmente del transporte de materiales, se acordó prolongar la línea hasta Santurtzi con la ayuda de la Junta de Obras del Puerto.

En 1930 transportó 5 millones de viajeros y tres años después se electrificó la línea; objetivo planteado ya desde 1891.

En 1937 se restauró la estación central Bilbao-Naja y construyeron una estación subterránea en lugar del edificio modernista de Pablo Alzola, enfatizando así el carácter metropolitano del ferrocarril. Finalizada la guerra española, el ferrocarril se integró en la red de RENFE, que lo explota desde entonces: en las últimas décadas se ha remodelado tanto instalaciones como estaciones en numerosas ocasiones.

Tren Bilbao-Santurtzi