Volver a la página índice

Tren Bilbao-Plentzia

FITXA

Nombre: Tren Bilbao-Plentzia

Comarca: Gran Bilbao

Provincia: Bizkaia

Tipología General: Ferrocarril

Tipología Exacta: Ferrocarriles y funiculares

Siglo: XIX

hiribildua.Época: Edad Contemporánea

Otros Siglos: XX

Fecha Construcción: 1887

Descripción y datos históricos:

Ferrocarril construido en dos fases. En la primera se unió Bilbao y Las Arenas y fue inaugurada en 1887. Una vez en marcha ese servicio observaron la posibilidad de prolongarlo hasta Plentzia y, aparte de ofrecer un servicio a la población de Uribe Kosta, beneficiaría también a la industria de la zona, sobre todo canteras y fábricas de cal y yeso.

Se creó la empresa "Compañía del ferrocarril de Las Arenas a Plencia", que fue la encargada de construir el ferrocarril con un presupuesto de 1.099.820 pesetas. Este segundo tramo comenzó a funcionar en 1893.

En 1909, sin embargo, y entre otras razones por la competencia del tranvía entre Bilbao y Las Arenas, la empresa tenía problemas económicos y el servicio quedó en manos de la compañía que gestionaba el ferrocarril Santurtzi-Bilbao. Cuatro años después ubicaron la estación central de Bilbao en Aduana-San Nicolás y ese hecho perjudicó a una estación ubicada en principio en San Agustín pero que no era tan céntrica como la otra.

En 1921 colocaron vía doble entre Bilbao y Neguri y en 1929 electrificaron todo el ferrocarril.

El tren salía de la estación San Nikolas, en la Parte Vieja bilbaína. La línea tenía 25,7 km de longitud y 9 túneles con una longitud total de 1956 m, es decir, el 7,5% de la longitud total. Hay que tener en cuenta que los túneles de la Universidad y de Lutxana eran dobles. El túnel más largo, de 1018 m de largo, está próximo a la estación de partida, San Nicolás.

El recorrido es paralelo a la ría, por la margen derecha. Tras atravesar los barrios bilbaínos de Matiko, Deusto y San Ignacio, atraviesa los municipios de Erandio y Leioa. Pasando Las Arenas, el tren sube muy rápido hasta la estación de Neguri y tras llegar a Algorta baja a Getxo y Berango. El último tramo, entre Urduliz y Plentzia, es escabroso y se convierte en una bajada rápida y sinuosa en la que se pasan dos pequeños túneles. Debido a que el ferrocarril atraviesa áreas muy urbanizadas, abundan los pasos a nivel. Otras infraestructuras destacables son el puente metálico sobre el río Asua o el puente sobre la carretera de la Avanzada.

Tras la guerra española, en 1947, se creó la empresa "Ferrocarril y Transportes Suburbanos" (FTS), en la que se integraron los ferrocarriles Bilbao-Plentzia y Matiko-Azbarren, así como el Bilbao-Lezama y el pequeño tren Lutxana-Mungia.

En los años sesenta comenzó el declive de la FTS. En 1970 ocurrió un gravísimo accidente entre Plentzia y Urduliz, con 33 víctimas; fue el accidente más grave en la historia del ferrocarril en nuestra Comunidad.

En 1977 la empresa FTS abandonó la explotación de este servicio, que estuvo en manos de Eusko Trenbideak durante muchos años. En 1995, por su parte, Eusko Trenbideak cedió la explotación de este servicio al Consorcio de Transportes de Bizkaia, concretamente cuando se puso en marcha la línea 1 del Metro de Bilbao. La conversión del tren de cercanías en metropolitano acarreó la necesidad de que las estaciones fueran subterráneas, por lo que desaparecieron muchas de las estaciones originales.

Tren Bilbao-Plentzia
Tren Bilbao-Plentzia