Volver a la página índice

Las edificaciones paleocristianas

El Buen Pastor, según un detalle del relieve de un sarcófago paleocristiano.

Iglesia de la Natividad:

Contaba con un octógono perforado a través del cual podía contemplarse la gruta en la que, según la tradición, nació Jesús.

Iglesia del Santo Sepulcro:

Construida en el 335, quedaba cubierta por un baldaquino la cámara donde fue enterrado Jesús.