Volver a la página índice

El arte del mosaico

Tras la austeridad del primitivo arte paleocristiano, a partir del siglo V se produce una recuperación de la técnica del mosaico, muy cultivada por los romanos y que hasta entonces se había empleado con propósito decorativo. El mosaico paleocristiano reproduce figuras de Cristo, de la Virgen o de los santos, con teselas policromadas. La técnica y los motivos hallarían su culminación en las diversas manifestaciones del arte bizantino.