Volver a la página índice

El redescubrimiento de la Antigüedad

El interés de los neoclásicos por las ruinas arquitectónicas grecorromanas, impulsado fundamentalmente desde Gran Bretaña, dio lugar a la difusión de los conocimientos sobre la Antigüedad y a la aparición de aficionados a su estudio, los «anticuarios», cuyo número aumentó en especial a raíz del descubrimiento de los restos de las ciudades de Pompeya y Herculano.