Volver a la página índice
V F
La sociedad egipcia no estaba prácticamente jerarquizada.
La costumbre de venerar a los dioses cósmicos obtuvo una gran relevancia en la era de Akenatón.
Desde el punto de vista del arte de Egipto, uno de sus mayores inspiradores fue Ra, dios del sol.
La mastaba, es una construcción sin ángulos, tiene seis metros de largo y ocho de ancho.
En la época de la IV dinastía se construyeron grandiosas pirámides en Gizeh; concretamente las de Keops, Kefren y Mikerinos.