Volver a la página índice

El ladrillo, elemento básico de construcción

La escasez de piedra y madera en tierras mesopotámicas hizo que la gran mayoría de las edificaciones sumerias, acadias, asirias y babilónicas fueran de bloques de arcilla, secados al sol o cocidos. Los ladrillos formaban bloques, en los que se intercalaban entramados de cañas para evitar derrumbes y grietas.