Volver a la página índice

La ideología del surrealismo

René Magritte, La perspectiva amorosa , 1935 (Colección particular, Suiza).

Giorgio de Chirico, Pintura metafísica , 1917, (Museo Von den Heydt, Wuppertal).

A diferencia de los dadaístas, que negaban la propia noción de arte, los surrealistas tenían como objetivo último la revolución, que debía ser el medio a través del cual se produciría la realización social del arte, que buscaba la liberación del hombre, incluso más allá de los límites de la razón. Sus posiciones de izquierdismo radical hicieron que, tras la invasión alemana de Francia, la mayoría de ellos se exiliara en los Estados Unidos, sembrando el germen de lo que habría de ser el expresionismo abstracto.