La novela en lengua inglesa de principios del siglo XX

La riqueza de la novela de los siglos XIX y XX en los distintos países de habla inglesa es muy notable. En la transición entre ambos siglos, tras el agotamiento del realismo y antes de la gran renovación de los años veinte, un importante grupo de narradores ensaya diferentes caminos. Uno de los más importantes, en pleno auge del imperialismo europeo, será el de la novela de aventuras.

La superación del realismo

El realismo algo descriptivo que había dominado la narrativa victoriana en Inglaterra es sustituido en el periodo de entresiglos por una tendencia a profundizar en la psicología y moral de los personajes y a acentuar la crítica social.

No faltan los continuadores del estilo realista tradicional, como John Galsworthy (1867-1933), con la serie novelística La saga de los Forsyte. Pero George Meredith (1828-1909) se concentra ya en el análisis de la psicología amorosa individual en sus novelas.

Más interesante es Thomas Hardy (1840-1928), que también fue poeta. En sus novelas (Tess, la de los Ubervilles, 1891, o Judas el oscuro, 1895), de tono radicalmente pesimista, las desgracias sentimentales y sociales se abaten sobre los protagonistas.

Henry James (1843-1916) fue un rico americano que vivió muchos años en Europa. Sus largas novelas, como Retrato de una dama (1881) o Las alas de la paloma (1902), se centran en las clases altas y profundizan en las diferencias entre la mentalidad americana y la europea, analizando la conciencia de los personajes.

También destaca por sus novelas cortas, como Otra vuelta de tuerca (1898), estremecedora historia de fantasmas, o La lección del maestro, sobre su otro tema preferido: la creación artística.

Otros escritores norteamericanos son Edith Wharton (1862-1937), discípula de James en Ethan Frome (1905) y La edad de la inocencia (1920), y Theodore Dreiser (1871-1935), que ambienta sus trágicas novelas (Una tragedia americana, 1926) en el mundo de los negocios.

La novela de aventuras y de género

La aventura exótica y la imaginación, que agrupa a una serie de excelentes narradores, supuso otra alternativa al realismo.

  • Robert L. Stevenson, escritor dotado de un gran estilo, demuestra su notable capacidad fabuladora en sus novelas de aventuras (La isla del tesoro, 1883; La flecha negra, 1888; El señor de Ballantrae, 1889). Es autor de numerosos cuentos y del relato de miedo El extraño caso del Dr. Jekill y Mr. Hyde (1886), análisis del bien y del mal a través de un caso de doble personalidad.
  • Joseph Conrad (1857-1924) fue un exiliado polaco que adoptó el inglés como lengua de su tardía obra literaria. Su larga experiencia marinera se refleja en sus novelas de viajes (Lord Jim, 1900; El corazón de las tinieblas, 1902; Nostromo, 1904) con personajes de destino trágico. Otras novelas, igualmente pesimistas, se centran en el terrorismo, como El agente secreto (1907).
  • Ruyard Kipling (1865-1936), poeta, narrador y Premio Nobel en 1907, fue cantor oficial del imperialismo británico, aunque no sin crítica. En su India natal se ambientan sus mejores novelas, El libro de la selva (1894) y Kim (1901). También destacan sus cuentos.
  • En un segundo plano quedan A. Conan Doyle (1859-1930), creador del inmortal detective Sherlock Holmes y autor de emocionantes novelas de aventuras (El mundo perdido), y Herbert G.Wells (1886-1946), cuyas novelas de ciencia-ficción (La máquina del tiempo, 1895; El hombre invisible, 1897; La guerra de los mundos, 1898) revelan las preocupaciones sociales del autor.

Arthur Conan Doyle. BIBLIOTECA NACIONAL, MADRID.

El esteticismo: Oscar Wilde

El afán por la búsqueda de la belleza perfecta, tan importante en la poesía francesa coetánea (ver t70), también existe en la literatura inglesa de finales de siglo. Su difusor fue Walter Pater (1839-1894), teórico del «arte por el arte», concepto que refleja alegóricamente en su novela histórica Mario el epicúreo (1885).

El mayor representante del esteticismo fue Oscar Wilde, ideal que aplicó también a su vida de dandy y snob provocador de una sociedad que primero le admiraría para repudiarlo más tarde.

Obtuvo un gran éxito con piezas teatrales de enredada trama, llena de ingenio y paradojas que no ocultan la crítica social, como El abanico de lady Windermere (1892) o La importancia de llamarse Ernesto (1895). Salomé (1894), más decadente, fue prohibida.

Como narrador, escribió hermosos cuentos para niños y la novela El retrato de Dorian Gray (1891), historia de un libertino eternamente bello y joven, cuya maldad se transfiere a un cuadro que se afea progresivamente. En la cárcel escribió su emotiva carta De profundis y el poema Balada de la Cárcel de Reading.

Enviar la página por correo a

* Campos obligatorios

Muchas gracias.
El artículo ha sido enviado correctamente.

cerrar ventana
¡Ayúdanos a mejorar! Tu opinión es importante, por lo que agradecemos que nos envíes tus opiniones y sugerencias a info@hiru.eus

* Campos obligatorios
cerrar ventana

 

¿Qué son los iconos de "Compartir"?

 

Todos los iconos apuntan a servicios web externos y ajenos a HIRU.com que facilitan la gestión personal o comunitaria de la información. Estos servicios permiten al usuario, por ejemplo, clasificar , compartir, valorar, comentar o conservar los contenidos que encuentra en Internet.

¿Para qué sirve cada uno?

  • facebook

    Facebook

    Comparte con amigos y otros usuarios fotos, vídeos, noticias y comentarios personales, controlando la privacidad de los mismos.

     
  • eskup

    Eskup

    Conversa sobre los temas que te interesan y que proponen los expertos. Todo ello en 280 caracteres con fotos y vídeos. Lee, pregunta e infórmate.

     
  • delicious

    Twitter

    Contacta y comparte con amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes cortos (tweets) de no más de 140 caracteres.

     
  • tuenti

    Tuenti

    Conéctate, comparte y comunícate con tus amigos, compañeros de trabajo y familia.

     
  • technorati

    Google Buzz

    Comparte tus novedades, fotos y vídeos con tus amigos e inicia conversaciones sobre los temas que te interesan.

     
  • meneame

    Meneame

    Sitio web que se sirve de la inteligencia colectiva para dar a conocer noticias. Los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar.

     
 

 

cerrar ventana
 

Derechos de reproducción de la obra

 

Los derechos de propiedad intelectual de la web hiru.eus y de los distintos elementos en ella contenidos son titularidad del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.

No obstante, se permite el uso de los contenidos de hiru.eus en el ámbito educativo, siempre que se haga referencia y bajo las condiciones de licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA.
Para más información: descarga el PDF (969,4k) .

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco se reserva la facultad de efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre oportunamente actualizado, aunque desarrollará los esfuerzos precisos para evitarlos y, en su caso, subsanarlos o actualizarlos a la mayor brevedad posible.

Tanto el acceso a la web, como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo son de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de información, con excepción de todas aquellas actuaciones que resulten de la aplicación de las disposiciones legales a las que deba someterse en el estricto ejercicio de sus competencias.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.

La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, el uso indebido de la misma, así como los perjuicios y quebrantos ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente le correspondan a dicha Administración y, en su caso, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.

  Privacidad

Los datos aportados por la persona interesada se utilizarán, con carácter único y exclusivo, para los fines previstos en el procedimiento o actuación que se trate.

El órgano responsable del fichero donde se recogen dichos datos es la Dirección de Aprendizaje Permanente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, ante quién podrán ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para tal fin contacta con info@hiru.eus.

cerrar ventana