Verbos defectivos

Son defectivos los verbos que no se conjugan en todos sus tiempos y personas. A veces esto ocurre porque su significado no se presta al uso, como en atañer (yo *ataño) y concernir (yo *concierno). En otros verbos defectivos sólo se usan las formas en que las desinencias comienzan por i, como abolir, transgredir, agredir.