Concordancia

La indicación de número y persona en el verbo es lo que permite, por ejemplo, la concordancia entre el núcleo del sujeto y el núcleo del predicado.

Los niños comen Þ 3 ª persona del plural.

Yo como Þ 1 ª persona del singular.