Prehistoria en el País Vasco

Nunca desvelaremos del todo el misterio de la Prehistoria: la ausencia de testimonios escritos y la escasez de huellas materiales hacen que el estudio de esta época sea siempre una empresa lenta y dificultosa. Y, sin embargo, en estos primeros pasos de la civilización se encuentran las raíces del mundo actual: la elaboración de los primeros utensilios, el nacimiento del arte, la invención de la ganadería y la agricultura, la aparición de las ciudades... En este apartado descubriremos cómo se dieron estos primeros pasos en el territorio vasco.

El Paleolítico

Los datos más antiguos que poseemos sobre la presencia del ser humano en el País Vasco corresponden al Paleolítico inferior: el ser humano ya existía en esta zona hacia el 200.000 a.C.

Pero, en general, todo el Paleolítico vasco nos ha dejado abundantes restos que nos permiten estudiarlo en profundidad.

  • Paleolítico inferior (200.000-100.000 a.C.). No se conservan huesos humanos, sólo utensilios tallados en piedra y objetos punzantes de arenisca, sílex, basalto y cuarcita, de la cultura achelense.
  • Paleolítico medio (100.000-35.000 a.C.). Numerosos restos humanos indican que hubo asentamientos durante largos periodos de tiempo. Los neandertales de esta época son cazadores-recolectores, y viven en grupos reducidos y dispersos. Entierran a sus muertos en cuevas sepulcrales, fabrican utensilios y usan adornos.
  • Paleolítico superior (35.000-8.500 a.C.). Aparecen los hombres de Cromañón, que fabrican utensilios más sofisticados y perfeccionan las técnicas de caza (practican en grupo el ojeo, acoso y captura de las piezas). Se conservan pocos restos humanos de esta época, pero hay importantes muestras de arte rupestre en las cuevas de Ekain y Altxerri.

El Mesolítico

El Mesolítico (10.000-3.500 a.C) es el período de transición entre el Paleolítico y el Neolítico. Durante esta época se produce el final de la glaciación: el deshielo hace ascender el nivel del mar y el territorio vasco se cubre de una capa vegetal y una fauna propias de latitudes templadas. Algunas especies adaptadas al clima frío, como el rinoceronte lanudo o el mamut, se extinguen a causa del aumento de temperatura; otras, como el reno, consiguen emigrar al norte.

El ser humano sigue siendo un depredador, pero diversifica sus actividades. Ahora, además de cazar (ciervo, sarrio, cabra montesa, jabalí, corzo) y recolectar frutos, se dedica también al marisqueo. Sigue viviendo en cuevas y abrigos rocosos, aunque encontramos algunos emplazamientos en zonas de media montaña, como Fuente Hoz, La Peña y Aizpea.

Las viviendas y los poblados exteriores empiezan a sustituir a las cuevas. Los yacimientos que conservamos de esta época son escasos, y destacan los de Ispaster, Marizulo (Urnieta), Arenaza y Santimamiñe.

El Neolítico

A finales del Mesolítico, se producen diversos cambios económicos y sociales, y a la aparición de nuevas técnicas que alcanzarán su apogeo en el Neolítico (poco antes del 3000 a.C.). Las formas de vida cambian radicalmente. Así, en el plano de la tecnología, aparece la piedra pulimentada y la cerámica. En la economía, el cambio más importante consiste en que el hombre empieza a producir sus propios alimentos. Aunque la caza, recolección, marisqueo y pesca siguen siendo formas de subsistencia, las comunidades humanas van descubriendo la ganadería (domestican cabras, ovejas, cerdos, vacas) y la agricultura.

Aparece un incipiente urbanismo, que se traduce en la construcción de chozas y poblados. Yacimientos neolíticos, como los de Arenaza, Santimamiñe y Kobeaga (Bizkaia), Marizulo y Herriko Barra (Gipuzkoa), y Fuente Hoz, Los Husos y Peña Larga (Álava-Araba) nos han dejado muestras de esta evolución.

También hay cambios en la iconografía y los ritos funerarios. A finales del Neolítico, los hombres depositan los cuerpos de sus parientes en habitáculos de las cuevas, y bajo los primeros dólmenes.

La Edad de los Metales (Calcolítico y Edad de Bronce)

Se distinguen tres etapas en el desarrollo de la metalurgia:

  • Calcolítico (Eneolítico o Edad de Cobre, 2500-1800 a.C.).
  • Edad de Bronce (1800-900 a.C.).
  • Edad de Hierro (a partir del 900 a.C.).

Durante el Calcolítico el hombre empieza a trabajar el cobre y el oro. Con ellos fabrica punzones, leznas, hachas, puñales, puntas de flecha y anillos. La cerámica es campaniforme. El hombre va sustituyendo las cuevas por cabañas al aire libre.

Durante la Edad de Bronce se perfeccionan las técnicas metalúrgicas. Los poblados se agrandan y comienzan a mostrar cierta organización. Las cabañas se agrupan y se construyen elementos comunales, como pozos o murallas. En las cuevas de Solacueva y Los Husos (Álava-Araba), podemos ver esta evolución

El Calcolítico y la Edad de Bronce han dejado abundantes restos sobre tierras vascas. Los restos humanos de la época, procedentes de depósitos funerarios, revelan que predominaban dos grupos:

  • La raza pirenaico-occidental, o grupo montañés costero, asentado en la montaña y en la costa de Gipuzkoa y Bizkaia.
  • La raza mediterráneo-grácil, o grupo meridional, que ocupaba la zona sur, hacia el valle del Ebro.

Había otros grupos menos numerosos (paleomorfos, alpinoides&), residuos de otras etnias o llegados de otras tierras.

La Edad de Hierro requiere un estudio más detallado, por lo que volveremos sobre ella más adelante.

El predominio de la ganadería

Durante la Edad de los Metales, el pastoreo se convierte en la principal forma de vida del ser humano, especialmente en las zonas montañosas. El transcurrir de las estaciones obliga a los rebaños a desplazarse periódicamente, de forma que los pastores recorren grandes distancias. La trashumancia pone en contacto distintos asentamientos humanos, que así descubren nuevas creencias y formas de vida. La cultura de los grupos vascos se enriquece, ya que añaden nuevos elementos a sus tradiciones. Es posible que el sistema de comunidad de pastos con propiedad privada del ganado proceda de esta época. Aberatsa (rico, en euskera) procede de la palabra abere (ganado), lo que nos da una idea de lo ligados que estaban la propiedad y el concepto de riqueza.

Los megalitos en el País Vasco

Durante unos dos milenios, entre el Neolítico final y la Edad de Bronce, los habitantes del País Vasco dejaron de enterrar a sus muertos en el suelo de las cuevas y empezaron a construir dólmenes. También fueron frecuentes en esta época los depósitos colectivos en galerías interiores de cuevas (Kobaederra en Bizkaia, Peña Larga en Álava-Araba, Urtao II en Gipuzkoa).

En Euskadi se han catalogado más de 700 dólmenes, repartidos por la práctica totalidad del territorio. Hay diferencias entre los meridionales y los de la zona septentrional. En el norte son más pequeños, se encuentran en collados y divisorias de aguas y tienen cámaras de forma rectangular. Los del sur son más grandes, tienen cámaras poligonales y corredores de entrada, y el ajuar funerario y las cerámicas campaniformes encontrados en ellos son más abundantes.

En esta época, sobre todo a finales de la Edad de Bronce, encontramos también el crómlech, un monumento funerario pensado para la incineración. Consiste en un círculo de losas o piedras clavadas verticalmente en el suelo. Su diámetro suele estar entre los cuatro y los diez metros, y se encuentra en collados o cresterías de montaña. Durante la ceremonia funeraria, los restos del difunto se depositan en el centro del crómlech (en un vaso de cerámica, en una pequeña cámara formada con pequeñas losas o directamente bajo tierra). Asociados a los crómlech y próximos a éstos, pueden aparecer también menhires o monolitos. En el caso del crómlech de Egiar (Oyarzun), forman incluso parte del mismo círculo.

La Edad de Hierro

La Edad de Hierro es una fase de transición entre la Prehistoria y la Edad Antigua, que comienza en el 900 a.C. En estos momentos, y hasta la llegada de los romanos, los habitantes del País Vasco se dedican a la agricultura y a la ganadería bovina, ovina y porcina. Viven en poblados de casas de piedra y adobe, como Peña Forua (Bizkaia), Astroki (Gipuzkoa) o Peñas de Oro (Álava-Araba).

Durante la Edad de Hierro, las casas se organizan en manzanas y calles, y algunos poblados están amurallados. Hay casas de planta rectangular, con cubierta a una o dos aguas, y viviendas circulares, con tejados cónicos y un tamaño más reducido.

La incineración de cadáveres es habitual en esta época. Las cenizas se colocan en urnas de cerámica que se entierran en campos de urnas (necrópolis) o bajo los crómlech. En collados montañosos del área pirenaica, noreste de Gipuzkoa y oeste de Bizkaia, las cenizas se colocan bajo un túmulo de piedras y tierra, o en una depresión del suelo enmarcada por un crómlech. En las cercanías de estos monumentos abundan los menhires, monolitos sencillos que consisten en una losa de gran tamaño colocada verticalmente. Aunque corresponden a la cultura del Bronce, parece ser que los crómlech perduraron en las zonas de montaña durante la Edad de Hierro.

Enviar la página por correo a

* Campos obligatorios

Muchas gracias.
El artículo ha sido enviado correctamente.

cerrar ventana
¡Ayúdanos a mejorar! Tu opinión es importante, por lo que agradecemos que nos envíes tus opiniones y sugerencias a info@hiru.eus

* Campos obligatorios
cerrar ventana

 

¿Qué son los iconos de "Compartir"?

 

Todos los iconos apuntan a servicios web externos y ajenos a HIRU.com que facilitan la gestión personal o comunitaria de la información. Estos servicios permiten al usuario, por ejemplo, clasificar , compartir, valorar, comentar o conservar los contenidos que encuentra en Internet.

¿Para qué sirve cada uno?

  • facebook

    Facebook

    Comparte con amigos y otros usuarios fotos, vídeos, noticias y comentarios personales, controlando la privacidad de los mismos.

     
  • eskup

    Eskup

    Conversa sobre los temas que te interesan y que proponen los expertos. Todo ello en 280 caracteres con fotos y vídeos. Lee, pregunta e infórmate.

     
  • delicious

    Twitter

    Contacta y comparte con amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes cortos (tweets) de no más de 140 caracteres.

     
  • tuenti

    Tuenti

    Conéctate, comparte y comunícate con tus amigos, compañeros de trabajo y familia.

     
  • technorati

    Google Buzz

    Comparte tus novedades, fotos y vídeos con tus amigos e inicia conversaciones sobre los temas que te interesan.

     
  • meneame

    Meneame

    Sitio web que se sirve de la inteligencia colectiva para dar a conocer noticias. Los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar.

     
 

 

cerrar ventana

Derechos de reproducción de la obra

 

Los derechos de propiedad intelectual de la web hiru.eus y de los distintos elementos en ella contenidos son titularidad del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.

No obstante, se permite el uso de los contenidos de hiru.eus en el ámbito educativo, siempre que se haga referencia y bajo las condiciones de licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA.
Para más información: descarga el PDF (969,4k) .

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco se reserva la facultad de efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre oportunamente actualizado, aunque desarrollará los esfuerzos precisos para evitarlos y, en su caso, subsanarlos o actualizarlos a la mayor brevedad posible.

Tanto el acceso a la web, como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo son de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de información, con excepción de todas aquellas actuaciones que resulten de la aplicación de las disposiciones legales a las que deba someterse en el estricto ejercicio de sus competencias.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.

La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, el uso indebido de la misma, así como los perjuicios y quebrantos ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente le correspondan a dicha Administración y, en su caso, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.

  Privacidad

Los datos aportados por la persona interesada se utilizarán, con carácter único y exclusivo, para los fines previstos en el procedimiento o actuación que se trate.

El órgano responsable del fichero donde se recogen dichos datos es la Dirección de Aprendizaje Permanente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, ante quién podrán ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para tal fin contacta con info@hiru.eus.

cerrar ventana