Desarrollo de la agricultura

El proceso de desarrollo de la agricultura fue muy lento. El ser humano empezó recolectando frutas, y de ahí pasó a cultivar especies silvestres. Más tarde desarrolló las especies domésticas, distintas a las silvestres. Y, por último, las nuevas técnicas dieron lugar a las especies híbridas.