Altamira

En las cuevas de Altamira (Cantabria) se encuentra una importante manifestación artística del hombre del Paleolítico. En las pinturas hay representación figurativa (más de animales que de hombres), y también formas abstractas (signos y símbolos).

Los animales más representados son el caballo, el bisonte, el mamut y el ciervo. La pintura era aplicada con los dedos o con pequeñas ramas a modo de pinceles. Las pinturas esquemáticas eran negras, hechas con carbón vegetal, y se pintaban animales aprovechando para ello los relieves de la pared de las cuevas.