El arte prehistórico en Euskadi



En Euskadi se conservan importantes muestras de arte prehistórico, entre las que destacan las pinturas parietales paleolíticas de las cuevas de Santimamiñe, Ekain y Basondo, encuadradas dentro de la escuela francocantábrica y, por tanto, relacionadas con las pinturas de Altamira y Lascaux. De la etapa del Eneolítico se conservan pequeños dólmenes en zonas montañosas, relacionados con grupos humanos dedicados a la ganadería.