El arte prehistórico

Las pinturas rupestres (realizadas sobre las paredes y los techos de las cuevas) solían representar animales y escenas de caza de carácter mágico-religioso. Las más famosas son las de Altamira (España) y Lascaux (Francia), de la escuela francocantábrica.

Las tallas en piedra o hueso también tenían un sentido mágico. Fueron muy importantes las «venus», representaciones de mujeres con los órganos sexuales muy desarrollados.