Carlistadas

La cuestión de la sucesión al trono de España. Las causas de la guerra

En septiembre de 1833, Fernando VII, rey de España, muere sin solucionar la cuestión de su sucesión. Le cedía el trono a su hija Isabel y nombraba a Maria Cristina reina regente hasta que ésta alcanzara la mayoría de edad. El infante Don Carlos, sin embargo, no aceptó esta decisión, pues creía que sería él quien sucediera a su hermano. Los seguidores de ambos se dividieron en dos bandos: los liberales o cristinos por un lado y los carlistas por otro. Rápidamente estalló la guerra y duró hasta 1839. Las causas de esta guerra fueron más de una: una guerra dinástica, posturas a favor y en contra de los fueros, y el enfrentamiento entre defensores y enemigos del Antiguo Régimen. Los del bando carlista eran el clero llano, la baja nobleza y sobre todo campesinos. Los del bando liberal eran, en cambio, la alta nobleza, las autoridades eclesiásticas, la burguesía rica y la gente de las ciudades.

 

Guerra en Euskal Herria y en otros países

En Euskal Herria se vivieron sobre todo dos guerras (1833-39 y 1872-76). Las posturas contrapuestas de cristinos y carlistas fueron la razón del estallido de la contienda; pero bajo estas razones se escondían también diferentes actitudes con respecto a la sociedad: tradición y progreso. Los cristinos vieron la necesidad de crear un partido moderado en torno a la infanta y sus seguidores. Además de lograr ayuda para los liberales, que quedaron fuera de la política después de 1823, este partido reunió a conservadores, moderados y progresistas. Era un grupo heterogéneo: obtuvo la ayuda de la armada de la Cuádruple Alianza, creada en 1834 por Francia, Inglaterra, España y Portugal. El bando carlista era más homogéneo; estaba formado mayoritariamente por monárquicos y campesinos, y gozaba de la ayuda moral de Austria, Prusia, Rusia y Nápoles. Euskal Herria Sur era un importante núcleo del carlismo. Además del tema de los derechos de sucesión salieron a la luz otros problemas ideológicos. Los carlistas eran defensores de los fueros, la tradición y la religión mientras que los liberales estaban a favor del progreso y del centralismo de estado.

Primera Carlistada (1833-39)

Tras la muerte de Fernando VII (1-X-1833), había que tomar cuanto antes la decisión respecto a su sucesión. Donostia e Iruñea, en manos de los militares, quedó bajo el poder del gobierno; Bilbo y Gasteiz, con pocos liberales en sus filas, fueron rápidamente vencidas por los carlistas. El primer alzamiento en favor de Don Carlos fue en Vitoria: el 3 de octubre fueron detenidos el corregidor y el diputado Uhagon. Después se alzaron Orduña y Balmaseda, y los liberales huyeron a Portugalete. La primera batalla fue en Los Arcos, en Navarra; el 6 de octubre los liberales detuvieron a Santos Ladrón de Zegama, dirigente carlista, y a otros treinta soldados. El alzamiento carlista no tuvo mucho éxito en Navarra. El siguiente alzamiento fue en Araba.

Donostia fue territorio de los liberales, mientras Gipuzkoa era favorable a los carlistas. El virrey de Navarra declaró el estado de guerra en el reino y mandó fusilar a Santos Ladrón (10-X). Los nuevos dirigentes carlistas Eraso e Iturralde trataron de impulsar el alzamiento. Don Carlos llegó a España y comenzó a montar la administración; creó la Junta que sustituiría al principal grupo de ministros y al consejo de la monarquía. Eran muy patentes en Euskal Herria Sur los bandos de los carlistas y los liberales. Los seguidores del bando liberal eran gentes de ciudad, mientras que los del bando carlista eran sobre todo campesinos. Los carlistas nunca pudieron conquistar las grandes ciudades a pesar de que las sitiaran.

La primera carlistada tuvo tres grandes períodos: en la primera, con Zumalakarregi al mando, y sin grandes batallas, los carlistas se apoderaron del campo. La primera batalla tuvo lugar en Berrotza (29-XII); luego tomaron Ameskoa, Orreaga, Zaraitzu, Erronkari y la fábrica de armas de Orbaizeta, sitiaron Portugalete y entraron en Gasteiz. Cuando los liberales fueron a Gasteiz los carlistas se marcharon de la ciudad. Zumalakarregi venció una vez más a los liberales; la batalla más importante fue la de Baztán (1835). Euskal Herria Sur estaba quedando en manos de los carlistas, salvo las ciudades. Don Carlos estableció su cuartel general en Bergara; su siguiente objetivo era atacar Bilbao. Zumalakarregi se apropió de Lutxana, Abando y Deusto para sitiar Bilbao (13-VI). Fue aquí donde Zumalakarregi sufrió la herida que le llevaría a la muerte.

Zumalakarregi

 

Tomas Zumalakarregi (VER INFOGRAFÍA)

 

Entonces comenzó el segundo período; existían diferencias dentro de las filas carlistas, y los liberales comenzaron a lograr victorias fuera de las ciudades (Mendigorria, 16-VII). Los carlistas trataron de sitiar Bilbao pero Espartero rompió el sitio y logró entrar en Bilbao. A pesar de que los carlistas consiguieron una gran victoria, en Gipuzkoa (la batalla de Oriamendi, III-1837) fueron perdiendo las plazas que anteriormente habían ganado: Hondarribia, Oiartzun, Andoain, Irún, etc.

Entonces comenzó el tercer período. La característica principal de este período fue la crisis interna del carlismo. A pesar de que media Euskal Herria Sur estaba en manos de los carlistas, las ciudades pertenecían a los liberales y los carlistas no tenían fuerzas para luchar. El objetivo de los liberales en ese momento era el de oponerse a los carlistas y tratar de llegar a un acuerdo favorable al mantenimiento de las instituciones forales. Maroto, dirigente de los carlistas, comenzó a entrevistarse con el colaborador de Espartero. Maroto fusiló a aquellos carlistas que se manifestaban en contra de un acuerdo con los liberales. El Tratado de Bergara (30-VIII-1839) fue el que puso fin a la primera Carlistada. Don Carlos se rindió y huyó a Francia a través de Dantxarinea.

espartero

General Espartero

Segunda Carlistada (1872-76)

El general Rada tomó el camino hacia Navarra por el Bidasoa (21-IV-1872) y los alzados en Gipuzkoa se refugiaron en el monte. También hubo alzados en Araba, pero donde el alzamiento tuvo realmente importancia fue en Bizkaia y Navarra.

Amadeo de Savoia

Amadeo de Savoia

Durante el mandato de Amadeo de Savoia, nombraron al general Serrano jefe de la armada del norte; éste tuvo influencia en Bizkaia y el responsable de Navarra fue Moriones. Araba quedó en manos de los liberales y comenzó la persecución contra los carlistas en Gipuzkoa. Los carlistas de Navarra se reunieron en Urbasa. Don Carlos entró en Navarra por el Bidasoa, pero en ese momento Moriones venció a los carlistas en Orokieta; Don Carlos huyó de nuevo a Francia. El general Serrano atacó a los carlistas de Bizkaia en Durango. Debido a la falta de municiones, los carlistas se retiraron a Arrasate; atacaron Oñati y mataron al comandante-jefe Ullibarri. Los dirigentes carlistas de Bizkaia se reunieron en Orozko y, tras analizar la situación, decidieron negociar con Serrano; firmaron el Tratado de Zornotza pero Don Carlos y algunos jefes carlistas no aceptaron este tratado (24-V). Destituyeron a Serrano y, en su lugar, nombraron al general Etxague, jefe de la armada del norte. Los últimos carlistas de Euskal Herria fueron vencidos por Moriones, pero, cuando fracasó el Tratado de Zornotza, los carlistas decidieron reanudar la guerra (12-XII). En el ejército liberal de Moriones y Primo de Rivera reinaba el desorden y la indisciplina. Mientras se proclamaba la República los carlistas lograron grandes victorias (11-II-1873).

Durante la República la anarquía y la irreligiosidad dieron un nuevo significado al movimiento carlista. Moriones, que no gozaba de la confianza del gobierno de la República, fue destituído de su cargo de jefe del ejército liberal del norte y nombraron al general Pavía como sustituto. Éste no tuvo mucho éxito en la lucha contra los carlistas y Nouvillas fue el siguiente dirigente. La victoria de Eraul (5-V) fue una importante victoria para los carlistas. Estos estaban apoderándose de las zonas rurales y conseguían cada vez más victorias y más importantes.Don Carlos entró en Navarra por la frontera de Dantxarinea. Cuando los carlistas se hicieron con el control de las fábricas de armas de Eibar y Soraluze consiguieron dominar toda Gipuzkoa (excepto Tolosa, Donostia e Irun). En Bizkaia, sólamente Bilbao y Portugalete estaban en manos de los republicanos y durante el mes de diciembre los carlistas organizaron el sitio de Bilbo. Tras la importante victoria de Montejurra, Estella quedó en manos de los carlistas (7/9-XI-1873). En Araba algunas zonas junto con Biasteri quedaron en manos de los carlistas. Casi con toda Euskal Herria Sur en manos de los carlistas cesaron los ataques; la única acción de los carlistas fue el sitio de Bilbao.

La batalla de Somorrostro fue la batalla más importante que se organizó con el fin de romper el sitio de Bilbo; los liberales vencieron a los carlistas y el general Moriones mandó la retirada (25/27-III-1874). Esta decisión le hizo perder a Moriones el mando del ejército del norte.La siguiente estrategia de los carlistas fue sitiar las ciudades importantes (Irún, Pamplona, Gasteiz y Donostia). Mientras carlistas y republicanos continuaban con la guerra, la República se disolvió y Alfonso XII subió al trono (XII-1874); Moriones recuperó el mando y Alfonso XII envió ayuda para liberar Iruñea, sitiada por los carlistas, y él mismo en persona también estuvo allí.

Alfonso XII

Alfonso XII

En febrero de 1875 los liberales rompen el sitio de Iruñea y más tarde, en julio, el de Gasteiz. Los carlistas también perdieron el control de Araba y se creó polémica entre los dirigentes. Cuando fializaron las operaciones en Cataluña y en el centro de la península ibérica las tropas liberales se dirigieron hacia el norte para fortalecer la guerra contra los carlistas. Los liberales organizaron la ofensiva contra los carlistas y poco a poco fueron apoderándose de las tierras de Gipuzkoa y Bizkaia. Don Carlos y sus seguidores huyeron a Francia por Arnegi el 28 de marzo, y el 2 de marzo finalizó la guerra tras la rendición del castillo de Lapoblación. Cuatro meses después, el 21 de julio de 1876, las Cortes de España aprobaron la ley que disolvió los fueros vascos.

Enviar la página por correo a

* Campos obligatorios

Muchas gracias.
El artículo ha sido enviado correctamente.

cerrar ventana
¡Ayúdanos a mejorar! Tu opinión es importante, por lo que agradecemos que nos envíes tus opiniones y sugerencias a info@hiru.eus

* Campos obligatorios
cerrar ventana

 

¿Qué son los iconos de "Compartir"?

 

Todos los iconos apuntan a servicios web externos y ajenos a HIRU.com que facilitan la gestión personal o comunitaria de la información. Estos servicios permiten al usuario, por ejemplo, clasificar , compartir, valorar, comentar o conservar los contenidos que encuentra en Internet.

¿Para qué sirve cada uno?

  • facebook

    Facebook

    Comparte con amigos y otros usuarios fotos, vídeos, noticias y comentarios personales, controlando la privacidad de los mismos.

     
  • eskup

    Eskup

    Conversa sobre los temas que te interesan y que proponen los expertos. Todo ello en 280 caracteres con fotos y vídeos. Lee, pregunta e infórmate.

     
  • delicious

    Twitter

    Contacta y comparte con amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes cortos (tweets) de no más de 140 caracteres.

     
  • tuenti

    Tuenti

    Conéctate, comparte y comunícate con tus amigos, compañeros de trabajo y familia.

     
  • technorati

    Google Buzz

    Comparte tus novedades, fotos y vídeos con tus amigos e inicia conversaciones sobre los temas que te interesan.

     
  • meneame

    Meneame

    Sitio web que se sirve de la inteligencia colectiva para dar a conocer noticias. Los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar.

     
 

 

cerrar ventana

Derechos de reproducción de la obra

 

Los derechos de propiedad intelectual de la web hiru.eus y de los distintos elementos en ella contenidos son titularidad del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.

No obstante, se permite el uso de los contenidos de hiru.eus en el ámbito educativo, siempre que se haga referencia y bajo las condiciones de licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA.
Para más información: descarga el PDF (969,4k) .

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco se reserva la facultad de efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre oportunamente actualizado, aunque desarrollará los esfuerzos precisos para evitarlos y, en su caso, subsanarlos o actualizarlos a la mayor brevedad posible.

Tanto el acceso a la web, como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo son de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de información, con excepción de todas aquellas actuaciones que resulten de la aplicación de las disposiciones legales a las que deba someterse en el estricto ejercicio de sus competencias.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.

La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, el uso indebido de la misma, así como los perjuicios y quebrantos ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente le correspondan a dicha Administración y, en su caso, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.

  Privacidad

Los datos aportados por la persona interesada se utilizarán, con carácter único y exclusivo, para los fines previstos en el procedimiento o actuación que se trate.

El órgano responsable del fichero donde se recogen dichos datos es la Dirección de Aprendizaje Permanente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, ante quién podrán ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para tal fin contacta con info@hiru.eus.

cerrar ventana